ORDENAN NUEVE MESES DE PRISIÓN PREVENTIVA PARA ALCALDE DE PUNO, IVÁN FLORES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina

Es acusado por mal uso de donación para festividad de la Candelaria

Puno, ago. 28. El Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Puno, a cargo del juez Youl Riveros Salazar, declaró fundado el requerimiento de prisión preventiva de nueve meses para el alcalde provincial de Puno, Iván Flores Quispe, y de su exasesora Ynés Béjar.

La autoridad municipal y su exasesora son acusadas por delito de colusión agravada, por el mal uso de la donación de 100,000 soles por parte de la empresa Backus para las actividades de la festividad de la Virgen de la Candelaria 2015.

Dentro del proceso de investigación, también están comprendidos el exgerente municipal Edgar Centeno Chevarría; y los funcionarios de la empresa Backus, Marco Antonio Loayza Sánchez y Carlos Rondón Vilca, contra ellos el magistrado dispuso medida de comparecencia restringida.

La audiencia, que se realizó el fin de semana, duró cerca de 13 horas, en que el fiscal Jorge Astorga Castillo, de la Fiscalía Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios, expuso los fundamentos de requerimiento de prisión preventiva contra la autoridad edil.

Mal uso de donación Según el representante del Ministerio Público, el contrato de la donación económica se desarrolló con fecha 27 de enero 2015; sin embargo, un mes después aparece la celebración de ampliación de contrato (adenda) con fecha 27 de febrero, hecho que generó dudas.

El mal uso de las donaciones de Backus, se habrían consumado en la adquisición sobrevalorada de enfiladeros por un monto de 80,000 soles, el depósito de 10,800 soles en la cuenta personal de Ynés Béjar, y el pago de 4,000 soles a una empresa hotelera.

Durante los alegatos, la defensa del alcalde de Puno, Iván Flores, Fidel Rojas; cuestionó la tipificación del delito, indicando que la colusión agravad no correspondía, pero sí el delito de peculado. Sin embargo, esos fundamentos no fueron valorados por el juez Youl Riveros Salazar.