En Vivo

OPORTUNIDADES PARA LA EXPLORACIÓN GREENFIELDS EN EL PERÚ ESTÁN ABIERTAS POR SUBIDA DE PRECIOS DE LOS METALES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 13 de septiembre de 2021.- Álvaro Fernández-Baca, vice president exploration deTinka Resources, destacó que las oportunidades para la exploración Greenfields en el Perú están abiertas debido al incremento de los precios de los metales en el mercado internacional, en los Jueves Mineros del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).

“Las oportunidades para la exploración Greenfields en el Perú son el potencial geológico, la ley minera que todavía es competitiva, la existencia de una industria de servicios para la minería altamente competitiva a nivel latinoamericano y mundial, que ha venido construyéndose en los últimos 25 años. También tenemos una tradición minera. La exploración ha traído mejoras en la calidad de vida de las zonas rurales”, dijo.

Recalcó que para el Perú y la industria de la exploración peruana se abre una oportunidad importante para traer nuevos proyectos. “Si la industria se mantiene competitiva con los altos estándares que se vienen desarrollando hay una oportunidad grande para el país y la industria en particular”, indicó.

“Se abre una oportunidad importante para los exploradores en el Perú. Lo primero es el precio de los metales, estamos en un boom de commodities liderado por el cobre que está cercano a records que no se veían en mucho tiempo, también el oro, que está por los 1,800 dólares. El zinc está en valores altos y la plata también. Las condiciones están dadas para que se pueda explorar y se puedan construir minas en base a los descubrimientos que se hagan”, resaltó.

Subrayó que existe la necesidad de encontrar nuevos proyectos para encontrar nuevos yacimientos. “Un ejemplo es Río Tinto, que en los primeros 6 meses del 2021 tiene ingresos de más de 12 mil millones de dólares y como gasto de capital tiene alrededor de 3 mil millones de dólares. Tiene un excedente de capital que como empresa necesita usar para buscar nuevos yacimientos y seguir creciendo. Esto se replica en otras empresas que tienen un exceso de capital que buscan invertir”, apuntó.

Mencionó que los obstáculos para la exploración Greenfields en el Perú son un sistema de tramites, especialmente ambientales, que son kafkianos, plazos que exceden los dos años, tenemos múltiples ministerios, agencias, municipalidades, que están involucrados innecesariamente. “Hemos escuchado al ministro hablar de la necesidad de hacer una ventanilla única y esperamos que se dé y podamos tener un sistema mucho más eficiente”, declaró.

“El riesgo político se ha incrementado significativamente y esto limita las opciones de financiamiento, porque hay muchos otros lugares a nivel mundial que son mas seguras que el Perú. También está la incertidumbre sobre el régimen tributario, que va a pasar con el impuesto a las sobreganancias mineras. También existe el riesgo social, que el proyecto sea bloqueado”, observó.

Informó que en el Perú el 2011 teníamos alrededor de 900 millones de dólares en exploración y el 2020, año pandémico, tenemos más o menos la cuarta parte. “Este año tenemos hasta junio 135 millones y la tendencia nos indica que a fin de año tendremos 270 o 300 millones, que es inferior al monto del 2019”, lamentó.

“Hay una reducción importante de presupuestos de exploración por las barrera burocráticas y sociales, que impiden que se puedan trabajar los proyectos de Greenfields y estos mismos capitales buscan otros lugares donde invertir, porque desafortunadamente el Perú se ha vuelto menos competitivos en lo que ya era el 2011”, advirtió.

Señaló que en los proyectos de exploración del Perú el oro representa más del 35%, que representa 178 millones de dólares y el cobre está cercano con 150 millones de dólares. “El Ministerio de Energía y Minas separa a los proyectos que tienen instrumento de gestión ambiental en evaluación que son 7. Después tenemos los proyectos que están esperando autorización de exploración que son 21, y los que están por ejecutar que son 32. Esta es una cifra bastante pobre que difícilmente sea parte de una lista de yacimientos en producción en los próximos años”, detalló.

Mencionó que en presupuestos de exploración estamos cercanos al record de precios desde el 96 y vemos que los presupuestos seguían de cerca los precios y estos dejó de ser así el 2015-2016, con la bajada de precios de los metales y eso no se ha recuperado. Latinoamérica ha caído en exploración y el Perú es uno de los países donde más ha caído.

“Desde el 2003 hacia adelante la mayor parte de los presupuestos de exploración eran gastados por empresas junior de exploración mientras que los productores tenían gastos cortos. Ahora es a la inversa, las empresas juniores gastan menos que los productores en exploración. El 2020, a pesar de la pandemia, el monto de capital para exploración ha venido subiendo en oro y cobre, se ha ido levantando más de 1,000 millones de dólares mensualmente para exploración y la mayor parte de este capital es invertido por empresas productoras”, expresó.

Explicó que el precio del oro ha ido subiendo, estamos cercanos a los 2 mil dólares, porque las reservas de oro han ido bajando. “La expectativa de que haya menos descubrimientos es uno de los factores que llevan a los precios de los metales a incrementarse. Desde el 2017 hay un incremento de exploración a nivel global, liderado por proyectos auríferos. El 2020, el año de la pandemia, no ha visto una reducción de proyectos que se perforan globalmente”, precisó.

Remarcó que en Canadá a nivel de disponibilidad de capital el monto de capital levantado al 2012 es más de 5,000 millones de dólares canadienses para actividad minera, que indica que hay mucho apetito en el mercado para financiar proyectos mineros. “En este año hasta mayo tenemos alrededor de 680 financiamientos y esto es solo en el mercado canadiense”, observó.