En Vivo

ONG GRUFIDES HA CONSTRUIDO LABORATORIO DE AGITACIÓN SOCIAL EN CAJAMARCA PARA DESAPARECER LA MINERÍA EN EL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 13 de enero de 2022.– Iván Arenas, periodista y analista político del portal El Montonero, sostuvo que la ONG Grufides ha construido un laboratorio de agitación social en Cajamarca para desaparecer la industria minera en todo el Perú. “Cajamarca es una de las regiones, donde las ONG, han construido un campo de laboratorio antiminero”, dijo.

En ese sentido, sostuvo que Grufides sabe cómo articular, armar y organizar relatos y acciones para movilizar a la gente en contra de la actividad minera. “Allí está el relato de los peces muertos, el tema de la contaminación del agua, el tema de la cabecera de cuenca que no existe”, indicó.

Enfatizó que las cabeceras de cuenca son una invención de los grupos antimineros para frenar a la industria minera. “No existe una metodología específica para la identificación, registro y conservación de las llamadas cabeceras de cuenca, porque no existen”, expresó.

Aseguró que Cajamarca está en una situación muy difícil, porque el 90% ha votado creyendo en las palabras del presidente Castillo, quien era azuzador antiminero. También mencionó que el Gobierno Regional de Ayacucho acaba de promulgar una ordenanza (por presiones del Gobierno y los parlamentarios de la zona), para identificar y registrar 25 supuestas cabeceras de cuenca, que no existen, para impedir la ejecución de proyectos mineros, ganaderos, turísticos y agrícolas.

Remarcó que existe una situación de desgobierno, donde la Autoridad Nacional del Agua (ANA) es rebasada en sus funciones, hasta el punto que un gobierno regional puede sacar una ordenanza para identificar y conservar las inexistentes cabeceras de cuenca. “Además, es altamente probable que esto se puede replicar en Moquegua, Arequipa, Puno y Cajamarca”, subrayó.

Señaló que el Perú está en una situación bastante difícil, donde lo que importa no son los datos verdaderos, sino la desinformación de las ONG antimineras. “Lo que importa son las narrativas cuando te presentan 10 mil truchas muertas frente a una cámara y lo conviertes en tres o cuatro ideas fuerza y eso lo expandes. Adicionalmente, creas un frente de defensa, donde legitimas a personas, traes a dirigentes y ya está”, afirmó.

“Las ONG buscan la ejecución del proyecto ambientalista basado en el posextractivismo que no se sabe qué es, para enterrar los proyectos mineros porque están subvencionados y valdría la pena revisar de dónde viene el dinero y para qué específicamente se utiliza”, subrayó.

Ver entrevista…