En Vivo

OMAR CHEHADE: ALAN GARCÍA FUE UN HOMBRE QUE CAYÓ EN LAS REDES DE LA CORRUPCIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Exvicepresidente, Omar Chehade, manifestó también el exmandatario, Ollanta Humala, esquiva su responsabilidad en la muerte de Emerson Fasabi, extrabajador de la casa de la familia Humala-Heredia, porque –anotó- tiene rabo de paja.

RCR, 21 octubre.  El desaparecido expresidente, Alan García, fue un hombre que cayó en las redes de la corrupción, especialmente en la de la compañía brasileña Odebrecht, afirmó el exvicepresidente, Omar Chehade.

“Claro, Alan García ha sido un hombre que ha tenido luces y sombras. Entre las luces, evidentemente ha sido un gran padre de familia, un tipo jocoso, inteligente, culto. Pero, lamentablemente, todas estas cosas importantes que él era como persona… las borra, lamentablemente, con la codicia y con los temas de corrupción que lo ahogaron, tanto en su primer como en su segundo gobierno”, subrayó.  

Dijo no caberle la menor duda de que García recibió los cuarenta mil dólares bimensuales, por siete años, hasta llegar a un millón trescientos mil dólares, de manos del exvicepresidente de Petroperú, Miguel Átala; y de que uno de sus mejores amigos, Luis Nava Guibert, sostuvo la verdad en cuanto a que Odebrecht, no solo en campaña, sino que cuando fue presidente, le entregaba loncheras con fuertes cantidades de dinero. 

En ese contexto, refirió que el reciente allanamiento a la casa de playa de Roxanne Chessman, expareja de exjefe de Estado, es consecuencia de todo lo que se ha ido descubriendo, en los últimos años, sobre los negocios turbios de Alan García, por las delaciones de sus mejores amigos, Miguel Atala y Luis Nava.  

“Son personas que han dicho la verdad, Y todo calza. Y el allanamiento es consecuencia de todo esto… Y para saber la verdad judicial y si hay implicados en el entorno de Alan García”, aseveró.

El excongresista precisó además que las aparentes diferencias entre los testimonios de Luis Nava y Jorge Barata, no invalida la colaboración eficaz de ambos personajes 

“La empresa Odebrecht no ha dicho toda la verdad, sino parcialmente (sobre) todo lo que le conviene en la colaboración eficaz. No es lo que haya dicho sea falso. Lo que ha dicho es cierto. Pero no ha dicho toda la verdad. Por una razón muy sencilla: porque en algunos casos, Odebrecht todavía tiene interés en que algunas obras sean concluidas para ganar ciertas utilidades. Le sirve como elemento de presión para negociar, con jueces, fiscales y procuradores. Y si dice toda la verdad, tendría que pagar una reparación civil mucho más millonaria de la que está pagando”, detalló.     

En ese contexto, el jurista explicó que si los patrimonios e inmuebles de Alan García, y sus familiares, han sido adquiridos antes de los hechos de corrupción no tendrían por qué ser afectados, pero sí serían incautados los que fuesen comprados después de esas fechas.

“Si las propiedades que ha comprado en Miraflores, en Chacarilla, en una casa en la playa Los Cocos. Si hay residencias en París o en Madrid que son como consecuencia del delito, por supuesto que sí (tendrían que ser decomisados). Está la famosa Ley de Pérdida de Dominio, que es la incautación de bienes que han sido comprados como producto del delito. Inmediatamente pierde su propiedad el originario comprador de la corrupción. Inmediatamente, pasa a propiedad del Estado, administrado por el PRONABI”, especificó.     

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Chehade manifestó también el exmandatario, Ollanta Humala, esquiva su responsabilidad en la muerte de Emerson Fasabi, extrabajador de la casa de la familia Humala-Heredia, porque –anotó- tiene rabo de paja. 

“Lo que ha sucedido es que al señor Fasabi lo mataron porque creyeron que él, junto con la empleada, tenían las agendas que iban a salir, en ese momento, y que fueron la ruta del dinero del delito de Nadine (Heredia) y Ollanta, recibiendo plata de Brasil y Venezuela, en su debida oportunidad”, enfatizó.       

De otro lado, el exparlamentario minimizó las consecuencias negativas de la alianza electoral consagrada por Verónika Mendoza y Nuevo Perú, con las agrupaciones Juntos por el Perú y Perú Libre, cuyos líderes Yehude Simon y Vladimir Cerrón, están involucrados con la corrupción, al señalar que es parte de las “coincidencias programáticas”, dentro de la izquierda nacional.

“Bueno, si ahora se unen o hacen una alianza, bienvenido por ellos ¿no? Bienvenidos por la democracia. Están en todo su derecho”, anotó.     

En todo caso, Chehade dijo esperar que haya una buena calificación, por parte de los partidos políticos, a fin de garantizar una conformación más adecuada del próximo Congreso suplementario.  

“La elección de enero del próximo año 2020 va a ser atomizada en la que van a participar más de veinte partidos. Este Congreso del 2020 va a ser mucho más importante de lo que la gente piensa.  Va a ser clave para recuperar las instituciones, para continuar las reformas políticas, para darle estabilidad política y financiera al país. Porque es este Congreso lo hace mal, el próximo Parlamento va a tener unos problemas serísimos en reconstruir todo lo que se ha venido destruyendo en últimos años”, concluyó.

Ver entrevista