OLMEDO AURIS: PUEBLO EXIGE A GRITOS CIERRE DEL CONGRESO Y PRESIDENTE VIZCARRA NO HACE CASO NI EJECUTA LA VOLUNTAD POPULAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Exvicepresidente de la Confederación General de la CGTP, Olmedo Auris Melgar, manifestó que ante la crisis estructural que afecta al país, la CGTP y los sectores sociales y políticos progresistas plantean la necesidad de refundar la República, bajo cuatro ejes fundamentales: 1- el proyecto nacional; 2- una nueva Constitución; 3- la regeneración moral; y, 4- un gobierno de unidad nacional.

RCR, 31 de agosto 2019.- El pueblo peruano exige a gritos la disolución del actual Parlamento, pero el presidente, Martín Vizcarra no tiene, hasta el momento, la entereza de hacer caso y ejecutar la voluntad popular, denunció el exvicepresidente de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Olmedo Auris Melgar.

“El pueblo sale a las calles y dice: cierren el Congreso. ¿Escuchan esa situación? A medias. Y el presidente (Martín) Vizcarra tiene temor, tiene miedo, le falta pantalones para decir: ´sí cerramos, y se acabó´… Yo, gobernante, tengo que gobernar de acuerdo al sentimiento de mi pueblo. El pueblo, que ha dicho: cierren el Congreso. ¿Qué significa eso? Que esto no sirve”, subrayó.

En ese sentido, se preguntó por qué se tiene que persistir institución “que no sirve para nada”, esté allí Pedro Olaechea o cualquier otro parlamentario al frente de este Poder del Estado.

“Politicastros criollos” tradicionales están aferrados al Parlamento

Tras indicar sí es posible la recuperación del Perú y que el momento de los “politicastros criollos” tradicionales ya pasó, Auris cuestionó que estos últimos, aferrados al actual Parlamento “no han hecho nada por el país y menos aún se han preocupado por combatir la corrupción, ya que de ella provienen, precisamente.

“Este país está camino a colapsar. No sólo por la corrupción, sino por todo. Los chilenos, en estos momentos, ya nos tienen entre manos. Todo lo tienen ellos. La seguridad social lo tienen ellos”, apuntó.

En declaraciones al programa “Hora de Cambio” de Red de Comunicación Regional (RCR), Auris manifestó que ante la crisis estructural que afecta al país, la CGTP y los sectores sociales y políticos progresistas plantean la necesidad de refundar la República, bajo cuatro ejes fundamentales: 1- el proyecto nacional; 2- una nueva Constitución; 3- la regeneración moral; y 4- un gobierno de unidad nacional.

“Primero, dotar a nuestra patria de una estructura fundamental, de una visión estratégica y un proyecto nacional que defina si nosotros (y nuestro desarrollo futuro) quiere ser minero o agrícola. Porque ese es el gran dilema de nuestra patria. Segunda cuestión, una nueva Constitución, porque esta Carta Magna, planteada por Alberto Fujimori, ya colapsó. Porque fue hecha por una dictadura”, enfatizó.

Detalló que la tercera cuestión implica la regeneración moral, “porque a nuestra patria hay que recuperarla”. “Cuarta cuestión: un gobierno de unidad nacional, donde no solamente estén los sectores (tradicionales), que ahora están allí, sino los sectores progresistas y sociales que, en estos momentos, están excluidos de nuestra patria”, remarcó.

El país está ante una crisis estructural por colapso de bases de nuestra sociedad

En todo caso, precisó que el país no está ante una crisis coyuntural, sino estructural, al indicar que “las caducas bases de nuestra sociedad ya colapsaron”.

“¿Y quiénes la han colapsado? Quienes desde hace doscientos años dirigieron los destinos de nuestra patria. No se olvide usted que el Amauta José Carlos Mariátegui dijo que cuando esta República se constituye, nace sin el indio y contra el indio. Y es más, el indio tenía que pagar un  tributo para sostener esa laya de gente que venía de la colonia española”, aseveró.

En ese contexto, el exsecretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) reconoció que la izquierda debe hacerse una autocrítica por haber contribuido a esta crisis política, aunque sea indirecta e involuntariamente, con su decisión de inclinar la balanza a favor de la elección del presidente, Pedro Pablo Kuczynski; y, antes, por haber apoyado a Ollanta Humala.

“Obviamente hay que hacerse una autocrítica. Y yo, particularmente, me hago esa autocrítica. No tuvimos que votar por Pedro Pablo Kuczynski. Deberíamos abstenernos. ¿Pero qué iba a pasar? Mira cómo copó el fujimorismo, el Congreso. Ustedes saben perfectamente que el fujimorismo no sacó más del 35 %. ¿Y cuál es su representación en el Parlamento, por esas (tramposas) reglas del juego del Jurado Electoral? ¿Eso es democracia? Ahí están los resultados. Entonces, esto tiene que terminar”, concluyó.