En Vivo

OCTUBRE:EL DIA D

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Franciso Diez Canseco Távara 

El día D fue,en clave, la fecha en que las fuerzas aliadas desembarcaron en Normandía para iniciar la campaña que finalmente los llevò a derrotar al ejércto del Tercer Reich.

El Día D en la lucha contra la corrupciòn en el Perú es, sin duda,el 7 de Octubre de este año,fecha en la que se realizarán las elecciones regionales y municipales a partir de las cuales se reemplazará al 92 por ciento de burgomaestres acusados de corrupciòn y a un número importante de gobernadores regionales que se encuentran en el mismo predicamento.

De todo lo actuado hasta ahora, tanto en el caso Lava Jato como en el de los repugnantes audios aparecidos hace algunos días,se desprende una lecciòn incontrovertible:la corrupciòn sistémica existente en el Perú es de tal naturaleza y envergadura que dificílmente va a ser posible extirparla mientras el Congreso esté controlado por bancadas de seudo partidos convertidos en maquinarias electorales y el Poder Ejecutivo carezca de fuerza política y siga impregnado por el entrismo caviar.

El proyecto de ley de Perú Naciòn para crear el Consejo Nacional de Moral Pública continuará durmiendo el sueño de los justos en el Congreso y,con él,la posibilidad concreta de limpiar de corruptos al Estado peruano y,en especial,al Ministerio Público y el Poder Judicial.Pero en los escenarios municipales y regionales ,Perú Naciòn creará Consejos Municipales y Regionales de Moral Pública elegidos por participaciòn ciudadana para que,por Control Popular,se vigile el uso honesto y transparente de los recursos de cada circunscripciòn.

Pero los comicios de octubre sí representan una posibilidad concreta para que el pueblo del Perú no sòlo le dé una cachetada a los corruptos y a sus maquinarias electorales plutocráticas, sino también para que reivindique su capacidad de elegir llevando a los sillones municipales a ciudadanos intachables,con vocaciòn cívica y capacidad de gestiòn.

Debemos,ciertamente,mantenernos en guardia e imbuídos de un legítimo y crítico  espíritu de protesta frente a una situaciòn que sigue siendo controlada por los mafiosos que manejan la corrupciòn sistémica en el Perú y que seguirán tratando de engatusarnos con comisiones de integridad -como la creada por PPK, que nada hizo- o la actual de “reforma judicial” que constituye probablemente una buena y fallida intenciòn del Presidente Vizcarra manipulada por la caviarada que intenta hacernos creer que pretende cambiar todo cuando en realidad lo que intenta es ampliar su ámbito de poder.