En Vivo

OBRAS DETENIDAS Y EL RESULTADO ELECTORAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : INFORME INSTITUTO PERUANO DE ECONOMÍA IPE – EL COMERCIO

Pese a contar con un mayor presupuesto en inversión pública por habitante, las provincias en las que ganó Pedro Castillo tienen más obras paralizadas.

Las provincias del país en las que Pedro Castillo obtuvo la mayor votación presentan una menor cobertura de servicios básicos como agua, saneamiento y electricidad que en el resto de provincias.

Según el Ministerio de Economía (MEF), sin embargo, en las provincias en las que Pedro Castillo resultó vencedor, los gobiernos locales han tenido un presupuesto de inversión pública por habitante superior al del resto de provincias durante los últimos 10 años. No obstante, estas cuentan con un gran número de obras paralizadas. A pesar de tener mayores recursos, esto señala la importancia de lograr una mejor gestión y ejecución de los proyectos de inversión.

Recursos vs ejecución

En los últimos años, el presupuesto en inversión pública per cápita de los gobiernos locales ha sido mayor en las provincias ganadas por Castillo que en el resto. En el 2010, este fue de S/831, un nivel 2,3 veces superior al correspondiente en las provincias donde Keiko Fujimori alcanzó el primer lugar (S/363) y poco más del triple del observado en provincias ganadas por otros candidatos (ver infografía).

Este mayor nivel se sostuvo en el 2019. En las provincias que votaron principalmente por Castillo, el presupuesto de inversión pública por habitante fue de S/1.139, mientras en las que votaron en mayor medida por Fujimori fue de S/519.

Sin embargo, el incremento de dicho presupuesto fue ligeramente mayor en las provincias ganadas por Fujimori (43%) que en las que Castillo tuvo mayor votación (37%).

Los mayores recursos no se han reflejado en una mejor ejecución de la inversión per cápita. En el 2010, las provincias donde Castillo obtuvo el primer lugar registraron una tasa de ejecución de 70%, inferior al 74% observado en las provincias ganadas por Fujimori.

Esta situación se revierte en el 2019, ya que la ejecución en los territorios ganados por Castillo fue de 62%, mientras que en aquellos donde Fujimori tuvo la primera ubicación fue de 53%.

Sin embargo, en ambos casos disminuyó la ejecución de la inversión pública.

Obras paralizadas

La menor cobertura de servicios básicos en las provincias donde Perú Libre venció responde, en parte, a la paralización de proyectos de inversión pública por falencias en la formulación y ejecución de los mismos.

De acuerdo con información recogida del portal Infobras de la contraloría, a la fecha existen alrededor de 366 obras de infraestructura pública, en el ámbito nacional, que han sido paralizadas. Como se observa en la infografía, al ajustar el número de obras paralizadas por la densidad poblacional se puede notar una relación positiva con los votos válidos obtenidos a nivel regional por el partido Perú Libre.

En efecto, en regiones como Huancavelica, Pasco y Apurímac donde se registran los mayores niveles de obras públicas paralizadas por cada millón de habitantes, muestran en promedio un 47% de votos válidos por el partido de Pedro Castillo.

En Huancavelica, donde Castillo alcanzó el 54% de votos válidos y se tienen 81 inversiones paralizadas por cada millón de habitantes, destaca la lenta ejecución del proyecto de instalación de servicios educativos de nivel inicial por S/9,4 millones en la provincia del mismo nombre. Este proyecto tiene un avance de obra mayor al 90%, pero no muestra nueva ejecución desde setiembre del 2015. Asimismo, está paralizada desde agosto del 2016 la instalación del sistema de riego Tutapayocc Vista Alegre, con un monto de inversión de S/9,9 millones, el cual forma parte del Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural.

Por su parte, en Pasco, región donde Perú Libre tuvo 34% de votos válidos y cuenta con 37 proyectos de inversión detenidos por cada millón de habitantes, se observa que la obra de mejoramiento y ampliación de agua hacia el distrito de Vicco, que cuenta con una población de 4.000 habitantes, no registra avance físico desde agosto del 2018, la cual comprendía una inversión total de S/3,6 millones.

En el caso de Apurímac, se registraron 35 obras paralizadas por cada millón de habitantes y Pedro Castillo lideró las preferencias electorales con un 53% de los votos. Uno de los proyectos de inversión que destaca por su baja ejecución es el fortalecimiento de la atención de los servicios de salud del nuevo hospital de Andahuaylas, que comprendía en un inicio inversiones por cerca de S/122 millones, y se encuentra paralizado desde diciembre del 2018, registrando a la fecha un avance físico de tan solo 53%.

Alternativa

Para hacer frente a los problemas de baja ejecución presupuestal y paralización de proyectos, Videnza Consultores plantea diferentes líneas de acción como parte de sus propuestas del bicentenario. Entre las opciones para impulsar la ejecución de proyectos de inversión pública, destaca la reforma de los bonos de incentivos por la ejecución eficaz de inversiones de los gobiernos subnacionales, condicionados al logro de resultados.

Asimismo, recomienda impulsar el trabajo colaborativo entre los tres niveles de gobierno para la ejecución de paquetes de proyectos mediante mecanismos como los proyectos especiales de inversión pública (PEIP) y Gobierno a Gobierno, y la aplicación de la normativa actual que permite crear oficinas de gestión de proyectos (PMO) en obras priorizadas a escala subnacional. Esto permitiría fortalecer las capacidades de los servidores públicos en el diseño de expedientes de proyectos de inversión pública, reduciendo así las posibilidades de paralización de las obras de infraestructura.