En Vivo

NUEVO HOSPITAL REGIONAL MARISCAL LLERENA DE HUAMANGA SIGUE GENERANDO EGRESOS SIN ESTAR EN FUNCIONAMIENTO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Congresista de Fuerza Popular por Ayacucho, Joaquín Dipas, advirtió también la resistencia de un pequeño porcentaje de personal del referido nosocomio ayacuchano que labora actualmente aún en sus antiguas instalaciones, “por intereses de índole personal”.

RCR, 3 de mayo 2109.- Las nuevas instalaciones del hospital regional Miguel Ángel Mariscal Llerena de Huamanga, siguen generando egresos al Estado desde hace septiembre del año pasado, sin que pueda entrar en funcionamiento, perjudicando la atención sanitaria de la población ayacuchana, denunció el congresista de Fuerza Popular, Joaquín Dipas.

El tema de los aparatos de hemodiálisis. Ocho equipos de hemodiálisis he visto guardados en cajas. Incluso, la garantía está corriendo desde septiembre del año pasado. Eso ocurre en el nuevo hospital con su equipamiento. Y estos equipos tienen dos años de garantía. Además del tema de la seguridad. Sin que esté funcionando, ya el gobierno regional viene invirtiendo en el nuevo hospital S/ 200 000 (doscientos mil soles) mensuales”, subrayó.

Indicó igualmente que uno de los aspectos que impide el traslado del Hospital Mariscal Llerena es la falta de cobertura de una brecha presupuestal, de cuyo incremento de la asignación correspondiente sería gradual hasta por cinco años.

 Recientemente, el legislador por Ayacucho, en una visita inopinada a las instalaciones del hospital regional Miguel Ángel Mariscal Llerena, constató serias Irregularidades que estarían retrasando la puesta en funcionamiento de dicho nosocomio el más importante de la región Ayacucho.

“Fuimos al nuevo local y encontramos personal del gobierno regional de Ayacucho que estaban terminando de acondicionar las estructuras faltantes para que el nuevo Hospital esté en condiciones de funcionamiento”, anotó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Dipas advirtió también la resistencia de un pequeño porcentaje de personal del referido nosocomio ayacuchano que labora actualmente aún en sus antiguas instalaciones, “por intereses de índole personal”.

“Para el traslado del antiguo al nuevo hospital parece que hay resistencia, por parte de un pequeño porcentaje del personal. Por algunos intereses muy personales de los que estamos en proceso de indagación. Los intereses son por cosas como negocios o clínicas (existentes) alrededor del antiguo hospital. Y por eso no querían ir. Esa es la impresión que recogimos”, puntualizó.

Escuchar entrevista…