Nueve de cada diez puneños que trabajan lo hacen en la informalidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Informe de Perú Cámaras revela alarmante radiografía sobre la informalidad en región altiplánica.

RCR, 05 de agosto de 2016.- El 89.3% de la población económicamente activa de la región Puno es informal y solo 10.7% es formal, revela un reciente informe del Centro de Investigación Empresarial (CIE) de PerúCámaras.

En diálogo con RCR, Red de Comunicación Regional, Mónica Watson, gerente general de PerúCámaras, informó que la informalidad laboral en todo el país alcanza un promedio de 73.2% y en la Macro región Sur, Puno registra el mayor índice.

En la Macro región Sur (Arequipa, Cusco, Madre de Dios, Moquegua, Puno y Tacna) el 79.1% de la Población Económica Activa (PEA) es informal y sólo poco más del 20% está en la formalidad.

Precisó, que en Puno se ha incrementado la informalidad pues los cuadros comparativos de la investigación correspondientes al 2014 frente al 2015 señalan creció de 88.8% a 89.3%.

Como estas personas no cuentan con empleos sujetos a la legislación laboral no tienen aportes de salud, protección social, impuesto a la renta, beneficios de ley, etc.

Indicó que el 96.7% de la PEA de Puno –unas 775 mil personas- está ocupada, de la cual el 42.9% es independiente no profesional y alcanza el 96% de informalidad.

Watson, explicó que en Puno desde hace muchos años existe una suerte de cultura de la informalidad que se evidencia, por ejemplo, en el hecho que la mayoría de los negocios nunca entregan facturas y esto obedece -en general en todo el país- a que tenemos una política tributaria muy complicada que acosa a las micro y pequeñas empresas.

La resistencia en Puno y en todo el país a la formalización, abundó, es consecuencia de que los trámites que se deben realizar para formalizarse resultan muy complicados –tal como ha admitido el presidente Pedro Pablo Kuczysnki- y cuando esto sucede los pequeños negocios tienen que enfrentar a las agobiantes presiones de la Sunat.

Señaló que la informalidad laboral ha crecido en el país, pues del 2013 al 2015 se incrementó en 0.8%.

Otra razón obedece al desconocimiento sobre los beneficios que puede obtenerse con la formalización como es el acceso al crédito y a programas de incentivos del gobierno como son los fondos concursables.

Criticó que aparentemente la legislación sobre el tema pretende ser simple pero, contrariamente, aísla a los informales, a ello se suma el papel acosador de la Sunat, en consecuencia se deben buscar mejores mecanismos para la simplificación tributaria en beneficio de las pequeñas empresas que emplean al grueso de la PEA en el país.