En Vivo

NUEVA VISIÓN DE DESARROLLO TERRITORIAL PROMOVERÁ CRECIMIENTO ECONÓMICO Y BIENESTAR SOCIAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Desde Paracas sede del CADE 2017 Jorge Merino, ex ministro de Energía y Minas sostiene que el crecimiento económico del Perú en los años que se vienen tendrá relación con la minería y las exportaciones del cobre como un elemento clave.

A través de RCR comentó que si no alcanzamos metas de crecimiento del orden del 7% por año será difícil disminuir la pobreza, o enfermedades como la anemia y la desnutrición de los niños en el país

RCR, 01 de diciembre 2017.- El Perú tiene la necesidad de avanzar decididamente en la ejecución de proyectos que permitan  alcanzar metas de crecimiento del orden del 7% por año, para aspirar a convertirnos en un país desarrollado, ejerciendo una nueva visión de Desarrollo Territorial para aprovechar   las oportunidades que el mundo está ofreciendo respecto a la explotación de materias primas, sostuvo Jorge Merino, ex ministro de Energía y Minas, en entrevista con Red de Comunicación Regional (RCR), antes de su intervención en el panel “Desarrollo Territorial para el Bienestar y el Crecimiento”, desde CADE 2017, en Paracas.

“Si no crecemos a estos niveles, no podemos apuntar a disminuir la pobreza, o enfermedades como la anemia y la desnutrición de los niños del Perú. Se sabe que de cada cinco niños que están en sus primeros mil días de vida, dos de ellos tienen anemia, y lo más grave, de las 24 regiones del Perú, un gran número de ellas registran más del 30% de anemia”, afirmó.

En esa línea, dijo, se debe apuntar a unificar criterios en una visión de largo plazo, utilizando economías de escala,  sinergias, y posibilitar la ejecución de proyectos diversos en todos los sectores, como agua, energía, arquitectura, y obviamente minería, en un contexto de desarrollo territorial que brinde bienestar y crecimiento.

Agregó que el crecimiento económico del país  en los años que se vienen  tiene mucha relación con la minería y dentro de la minería que representa el 60% de las exportaciones peruanas,  el cobre es un elemento clave, pues participa con el 40%.

Explicó: “En las próximas décadas se va a necesitar más cobre de lo que se produce hoy en día, porque se están creando nuevas ciudades, se está incorporando nueva tecnología como los autos eléctricos  que van a sustituir a los de gasolina, los paneles solares, etc. Todo esto consume cobre por lo que Perú, uno de los principales productores a nivel mundial tiene que tomar ventaja de esta situación”.

Siendo así, dijo, y habiendo una necesidad de cobre en el mundo, lo que se deje de producir en el Perú, simplemente se va a producir en otro país. Ese es el desafío que plantea hoy la visión de desarrollo territorial.

“El desarrollo territorial implica tener una visión integral para realizar las cosas, ya no es momento de plantearse proyectos distintos sin conexión. En el caso de la construcción de un puerto, por ejemplo, la idea es que se concrete con la motivación que por allí va a pasar una masa crítica de carga que pueda darle valor para beneficio de la población”, comentó.

Añadió que estos conceptos ya vienen siendo entendidos y aplicados por las mancomunidades regionales en donde ya se expresa la voluntad para que los proyectos de desarrollo que ejecuten vayan más allá de los límites de sus respectivas localidades, y que cuenten con el apoyo económico y la vigilancia de todas las autoridades, gobierno y sector privado, en la perspectiva de motivar un “shock” de confianza colectivo, donde todos ganen. Un ejemplo de ello es la Mancomunidad de Los Andes

Merino informó que con el objetivo de salir de la pobreza histórica en la que han vivido, esta mancomunidad ha juntado a las autoridades de Apurímac, Ica, Junín ,Huancavelica y Ayacucho, proponiendo la necesidad de desarrollar proyectos transversales, en conjunto, manteniendo su independencia regional pero con beneficios tangibles para sus habitantes.

“Justamente, el presidente de la región Apurímac y presidente de la mancomunidad, Wilber Venegas, ha planteado que los proyectos pueden ser planteados por las mismas regiones, por la mancomunidad o por el mismo estado, sin distingos ni exclusiones. Es un nuevo momento de generar confianza en las inversiones  y tratar que sus resultados y beneficios lleguen más rápido y directamente a las comunidades, finalizó.

Además de Merino, entre los participantes de este panel en CADE 2017 se pueden mencionar a Rafael Fernández Rubio, catedrático emérito de la Escuela de Ingenieros de Minas y Energía de la Universidad Politécnica de Madrid (España), José Chueca, presidente de Cementos Portland, moderador de  la sesión, y Wilber Venegas, gobernador regional de Apurímac.