NUEVA LEY DE MINERÍA AHUYENTA LA INVERSIÓN EN EL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fausto Salinas, abogado y columnista del portal Lampadia, dice que Chile, Australia y Canadá tendrán la ventaja de producir el cobre a nivel mundial sin la competencia peruana.

La nueva Ley general de Minería es un proyecto de ley inconveniente porque ahuyentaría la inversión y va a perjudicar al Perú frente a otros países productores mundiales de cobre y otros minerales, advirtió Fausto Salinas, abogado y columnista del portal Lampadia, en declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR).

“Una nueva ley general de minería va a tener efectos radioactivos, porque una mala ley ahuyenta la inversión y una buena ley atrae la inversión. En 1991 el presidente Alberto Fujimori modificó la ley de minería y generó incentivos para la inversión minera en el Perú. Esto dio resultados seis años después, porque no es que cambias la ley de minería y al día siguiente los inversionistas están haciendo cola”, indicó.

Recalcó que si se aprueba una nueva ley de minería, el Perú sería el principal perjudicado, porque países como Chile, Australia y Canadá tendrán la ventaja de producir el cobre sin la competencia peruana. “Si en el Perú se acoge una nueva ley de minería, usando el proyecto del Ejecutivo o peor aun usando el proyecto de los gobernadores regionales, lo que vamos a tener es que el Perú va a salir definitivamente del mapa de la inversión minera”, dijo.

Salinas calificó como un absurdas las propuestas de una nueva Ley general de Minería presentadas respectivamente por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y por los gobernadores de la Mancomunidad Regional Macro Región Sur, conformada por Arequipa, Apurímac, Cusco, Madre de Dios, Moquegua, Puno y Tacna.

Reiteró que la propuesta de las autoridades regionales es un despropósito, porque reduciría significativamente la producción minera y los ingresos por el canon que recibe cada gobierno regional y local. “De 1996 al 2018 el aporte del canon para los gobiernos regionales fue de 45 000 000 000 (cuarenta y cinco mil millones de soles). Si hiciéramos un análisis de lo que puede significar en inversión y canon el proyecto de los gobernadores regionales, te aseguro que no llegamos ni a la cuarta parte de esta cifra”, explicó.

“Lo que plantean son cosas tan absurdas como que las autoridades regionales deban definir a partir de la consulta previa si se hace o no un proyecto minero. Eso no está permitido en nuestra legislación porque los recursos naturales según la Constitución son del Estado no son de las comunidades”, insistió.

Sostuvo que “el Estado puede escuchar a las partes como lo hace ahora con la ley de consulta previa, pero finalmente decide el Estado. Lo que buscan los proyectos de los gobernadores regionales es primero tener injerencia y segundo darle legitimidad a esta consulta previa lo cual es muy peligroso”.

Salinas también advirtió que los gobernadores regionales tienen a su cargo el manejo de la pequeña minería que es la principal causante de desastres ambientales y esclavización de niños en el Cusco y Madre de Dios. “El peor desastre ambiental está en el ámbito de la pequeña minería a cargo de las autoridades regionales. Lo vemos en Camanti (Cusco) y Huaypetue (Madre de Dios)”, indicó.

Escuchar Entrevista