En Vivo

NUEVA LEY AGRARIA DE CORTE POPULISTA PROVOCARÍA QUIEBRA DE AGROEXPORTADORAS, PÉRDIDA DE EMPLEOS Y AUMENTO DE LA POBREZA EN EL SECTOR AGRÍCOLA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 10 de Diciembre 2020 .- Cesar Zamora Vento, economista y analista económico, advirtió que una nueva ley agraria de corte populista provocaría la quiebra de las empresas agroexportadoras, pérdida de empleos y aumento de la pobreza en el sector agrícola. En ese sentido, criticó la incapacidad del Estado y de los gobiernos en promover las inversiones en el país.

“Ahora, ellos (el Congreso) van a enmarcarse dentro de sus atribuciones una nueva ley, que esperemos no sea populista, que no entren en un campo de la nebulosa, porque confían en el corto y mediano plazo, que las inversiones se retraigan o que los negocios de la agroexportación comiencen a quebrar y por tanto cierran fábricas y puestos de trabajo y generan pobreza. No estamos hablando de poca gente, estamos hablando de miles y miles de personas que viven del sector agroindustrial en un escenario formal”, dijo.

“Me preocupa de sobremanera, porque el Congreso viene demostrando una posición, un perfil populista de cara a las elecciones del próximo año. Eso es lo que a mí me preocupa, y ha tomado unas decisiones que no le corresponde, como el de la ONP. No puede mediante ley poner en jaque al Ejecutivo trastocando toda una línea presupuestal, que es competencia del Ejecutivo”, expresó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Indicó que “por el lado de los trabajadores no debería haber ningún beneficio adicional si es que el Estado no cumple con su rol supervisor para que las reglas laborales se cumplan”. “Por el lado del empresariado, del inversionista, tendrá que sujetarse al pago del impuesto a la renta normal, ya no va a ser el 15%, sino que va a ser el 30%, como paga cualquier negocio. Además, tendrá que asumir el costo que implica el seguro social de sus trabajadores”, afirmó.

“Eso traerá mayor costo y un desincentivo de la inversión, porque si te cortan las utilidades en una actividad que es sumamente riesgosa como el agro, que no es un taller de mecánica donde tú sabes que hacer, el agro es impredecible en muchos casos. Por esa característica es donde atinadamente el 2000 se promulga esta norma de promover la inversión en el sector agropecuario. Por eso el régimen laboral tiene esa flexibilidad”, mencionó.

Señaló que “la economía no anda sola, tiene mucha influencia sobre la estabilidad política del país y lo que estamos viendo con las decisiones que se vienen dando en donde se esta pateando instituciones claves del país, lo que esta generando es mas zozobra”. “El inversionista es muy sensible al riesgo, si no hay predictibilidad, por lo general se retrotrae, espera mejores escenarios o migra su capital hacia otros lugares. El Estado ha venido demostrando, y este gobierno sigue la misma tendencia, es una alta incapacidad para generar inversiones públicas”, anotó.

“Si tu vienes a la Sierra ningún agricultor con su pequeña parcela puede ganar el mínimo vital, ni siquiera 250 soles mensuales en promedio. Este sector agroindustrial, donde mucha de la gente de Sierra, como sucede en Ica, que bajan de Huancavelica y otros sitios, o de las agroindustrias de Viru, que bajan de Cajamarca o de la Sierra, a construirse un trabajo formal, para completar su canasta, tendrían el peligro que esas iniciativas empresariales colapsen y empiecen a fracasar y pierdan una importante fuente de ingreso”, comentó.

Crecimiento agroexportador del Perú ha sido sorprendente

Zamora destacó que “el crecimiento de la agroexportación en área y penetración en los mercados internacionales ha sido sorprendente y nos hemos a la talla de Chile, que tuvo 10 años antes que nosotros un sistema similar”. “Debemos aplaudir el resultado y si ahora las autoridades políticas creen que es necesario que el sector agroindustrial juegue bajo las mismas reglas de juego de los demás sectores, yo creo que este sector tan delicado debe seguir siendo estimulado, porque representa la mejor forma de resolver el problema de la informalidad en el sector agrario y de lucha contra la pobreza”, afirmó.

Explicó que “el problema se origina por una sinrazón, porque esta Ley de Promoción Agraria data desde el 2000 y se ha venido prolongando, es una ley de promoción no en términos indefinidos, sino que tiene periodos”. “La última renovación y con cambios a favor de los trabajadores se hizo en el 2019 por Martín Vizcarra por un decreto de urgencia que era el 043, donde se mejora la condición, porque ya no solamente vas a tener 15 días de goce de vacaciones, sino vas a tener 30 días. Además, va a estar sobre una base mayor, porque hablamos de un salario mínimo vital de 930 soles”, precisó.

“A fines del 2019 se renovó esta ley de promoción agraria, se extendió hasta el 2031, y lamentablemente se produjeron estos reclamos de algunos trabajadores que no tienen justificación en la ley por sí misma, sino por una serie de abusos de unas empresas, que como ocurre en toda actividad económica y en donde el rol del Estado debe jugar un rol preponderante. El Estado esta como un arbitro para hacer que las reglas en el tema productivo se cumplan”, aseveró.

“Hay un marco legal que es el régimen general donde todos estamos inmersos y una vez que se derogó la Ley de Promoción Agraria automáticamente esto pasa a constituirse dentro del régimen general. Lo que ha cambiado es que sus beneficios sociales se pagarán en el mismo cronograma del régimen laboral. Hoy por hoy los trabajadores del sector agrario y de la agroindustria recibirán un jornal diario no como lo venían haciendo a través del régimen especial, sino dentro del régimen general. Eso es lo que ha cambiado por el lado de los trabajadores”, precisó.

Ver entrevista…..