NIÑO CON ENFERMEDAD MUSCULAR DEGENERATIVA RECIBE EL MEJOR REGALO DE SU VIDA Y VOLVIÓ A CASA A PASAR NAVIDAD EN FAMILIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Salud

Breña.- A pocos días de celebrar la Navidad, Julián un pequeño de dos años, volvió a su hogar para estar junto a sus familiares y pasar la mejor Navidad de su vida al recibir la donación de un respirador mecánico portátil. El menor quien padece una miopatía (enfermedad muscular genética), estuvo internado durante un año y medio en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) en Breña; y gracias al trabajo de ocho meses de preparación y al programa de externado denominado Ventilación Mecánica Domiciliaria volvió a casa, en Santa Anita.

La UCI del INSN Breña, es la primera en atención a la población infantil en condición de salud altamente crítica. Esta unidad es la más grande del Perú, con 39 años de funcionamiento ha recibido y atendido un aproximado de 15 mil pacientes, así lo informó el Dr. Jaime Tasayco Muñoz, jefe de dicha unidad especializada.

Durante la pandemia por el Covid-19, reforzó sus protocolos de bioseguridad pues aquí se brinda atención a niños críticamente enfermos. La UCI cuenta con 20 camas para la atención de los pacientes y está conformada por más de 100 profesionales entre médicos, enfermeras, técnicos, fisioterapista, nutricionista, psicólogo, asistenta social, personal administrativo, seguridad y trabajadores de limpieza; quienes realizan su labor las 24 horas del día durante los 365 días del año.

“En esta área día a día se lucha contra la muerte con el único objetivo de salvar la vida de los pacientes, es conocida como una unidad polivalente porque atiende diversas patologías, como cardiacas, pulmonar, renal, cerebral, hepáticas, entre otras”, precisó el especialista.

Cuenta con todos los recursos para funcionar al más alto nivel y sus médicos están acreditados para trabajar en esta área de cuidados intensivos pediátrico. Aquí labora un equipo debidamente entrenado, demostrando compromiso, dedicación, trabajo conjunto y respeto mutuo.

Por su parte, Elisa Muñante, enfermera intensivista con 17 años de servicio, resaltó el trato humanizado que brindan al paciente desde el médico, enfermera hasta el personal técnico.