En Vivo

NINGUNA REGIÓN ESTABA PREPARADA PARA AFRONTAR LA PANDEMIA DEL COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 03 de septiembre de 2020.- Walter Paz Quispe, exgerente de desarrollo social del gobierno regional de Puno y exconsejero regional, sostuvo que ninguna región del país ha estado preparada para afrontar la pandemia del COVID-19, debido a que el sistema de salud ha estado abandonado desde hace mucho. Consideró que no se debió distribuir recursos económicos como se hizo debido a los problemas de gestión que tenían las redes de salud de Puno.

“Ninguna región ha estado preparada. De pronto, cuando viene el problema, empezamos a mirar nuestros centros de salud, los hospitales, la Diresa, y todo estaba en una crisis de muchos años, no tenemos hasta ahora planta de oxígeno, el equipamiento es deficiente, el personal es mínimo y esto ha deteriorado bastante la imagen de los gobiernos regionales”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Sostuvo que no hay un manual que explique cómo manejar una pandemia. “Ahora los dineros han llegado muy tarde y el error ha sido distribuirlos a las redes de salud que aquí han estado dispersas, no hay una unidad para hacer compras corporativas. A eso suma la corrupción, lo que ha dificultado aún más y agravado la crisis”, dijo.

Aseveró que el problema no solo es del gobierno regional de Puno, sino de todos los gobiernos regionales del país, hay la percepción de la población que no hay capacidad para poder resolver la emergencia. “No creo que sea por un tema de incapacidad de los gobiernos regionales, sino que los sistemas de salud estaban abandonados por muchos años y han colapsado frente a la demanda de la población”, afirmó.

Agregó que algunas regiones han superado esto, consiguiendo alguna planta como Tacna. “Ayer acaba de llegar una planta para Juliaca, pero ninguna autoridad ha logrado controlar una pandemia. Ni los especialistas, epidemiólogos, salubristas, etcétera, no tienen una respuesta muy clara para manejar esta crisis. Puno no está ajeno a eso y estamos viviendo esa coyuntura en realidad”, dijo.

Sobre su renuncia a la gerencia regional, explicó que se debió a discrepancias con la gestión. «Hay varias mesas temáticas que nosotros trabajábamos y habiendo hecho los requerimientos, el jefe de personal del gobierno regional, Enrique Almonte, al día de hoy no ha contratado a personal. Por tanto, nos hemos visto impedidos de concretar varios objetivos y no hemos podido conseguir metas, sobre todo en temas como la lucha contra la violencia hacia la mujer y equidad de género”, expresó. “Teníamos planteado trabajar un observatorio y temas relacionados con monitoreo de la anemia. Todo esto fue interrumpido”, precisó.

Ver entrevista completa…