Nelson Chui: labores de prevención realizadas en el 2016, han permitido reducir el impacto de los embates de la naturaleza

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Gobernador de la región Lima llevó alimentos, materiales y herramientas a los afectados por la caída de huaicos en la provincia de Huarochirí.

RCR, 18 de enero 2017.- Los daños ocasionados por los huaicos producto de las fuertes lluvias se ha podido reducir en el distrito de Santa Eulalia y otras zonas aledañas en la provincia de Huarochiri, gracias a los trabajos de prevención que se realizaron desde el año pasado, así lo reveló el gobernador regional de Lima Nelson Chuí Mejía.

Precisó, que con ayuda del alcalde de Santa Eulalia, Abel Arteaga, así como del ejército y el Ministerio de Vivienda, se trabajó en las quebradas limpiándolas, descolmatándolas, por lo que el número de casas afectadas es mínimo.

“Gracias a ello no ha habido una desgracia mayor, porque si no se hubiera hecho ese trabajo hoy estaría afectada la mitad de la población de Santa Eulalia y hubiera sido una cosa catastrófica”, manifestó a RCR, Red de Comunicación Regional.

Chuí Mejía, aseguró que cuando termine el período de lluvias en marzo o abril, continuarán con los trabajos de limpieza en las quebradas. «Es la única forma de garantizar y tener una mejor respuesta ante los problemas que se presentan con lluvias y huaicos que afectan a la población”.

Ayuda
En su calidad de presidente de la Plataforma Regional de Defensa Civil, Chui Mejía, llevó alimentos, materiales y herramientas a los afectados por la caída de huaicos en la provincia de Huarochirí.

Es así que se distribuyeron tres toneladas de productos de primera necesidad y agua mineral, así como carpas, camas, bobinas de plástico y quinientos sacos terreros; además de lampas, picos y barretas.

Cabe destacar que la autoridad regional, supervisó los trabajos que despliegan las maquinarias pesadas en la limpieza de quebradas y caminos en los pueblos de los distritos de Santa Eulalia y Ricardo Palma, que soportaron el deslizamiento de piedras y lodo.