En Vivo

MUJERES QUE LUCHAN CONTRA LA PANDEMIA INMUNIZANDO AL PERSONAL DEL INSN – BREÑA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Nota de prensa 

Breña.- Por sus  experimentadas manos han pasado miles de pequeños que han necesitado de una vacuna, hoy les ha tocado hacer frente a la pandemia de la COVID 19 inmunizando a los 3 mil 200 trabajadores del Instituto Nacional de Salud del Niño de Breña y están dispuestas a salir a vacunar a población más vulnerable de nuestro país.

Las doce valientes mujeres que integran el equipo de vacunación, son parte de las más de 2 mil 600 trabajadoras del otrora Hospital del Niño y su labor va mucho más allá de la mera inoculación, ellas están a cargo de inyectar esperanza.

La Licenciada Ana María de la Fuente Verde, jefa de la Estrategia de Inmunizaciones del INSN Breña, ha salido con escudo en mano, pese a ser población vulnerable, a liderar el equipo de enfermeras y técnicas en enfermería, que han asumido por pasión y compromiso este reto.

Con toda la experiencia de cuarenta años en este primer centro pediátrico es maestra, consejera de las nuevas generaciones que llegan a su área y promotora de la vacunación a la población infantil.

Consciente de todo el daño que ha causado el coronavirus ha estado durante toda la pandemia trabajando en el nosocomio, teniendo en cuenta la conservación de las vacunas y la adecuada cadena de frio, y es la encargada de recepcionar y distribuir las vacunas para inocular al personal. “Aquí trabajo yo, a 17 grados centígrados, sea invierno o verano, lo he realizado siempre”, refiere la enfermera.

Ardua Labor

El Departamento de Enfermería ha brindado todo el apoyo para realizar esta campaña contra el coronavirus, logrando vacunar hasta 462 trabajadores  en un día, una ardua pero necesaria labor para proteger a los servidores públicos que velan por la salud de los niños y adolescentes del Perú.

Sunanda Sillo, enfermera con 15 años de servicio en el INSN, enfermó en setiembre del año pasado, el virus le comprometió el pulmón, cuenta que fueron momentos muy duros y tuvo que aislarse fuera de casa para evitar contagiar a sus familiares.

Como mujer, madre y enfermera, la licenciada Sillo quisiera que esta pandemia acabe pronto porque está causando muchas muertes y dolor. “Estamos dando lo mejor de nosotros para que acabe pronto y no suframos pérdidas en nuestros familiares y compañeros de trabajo”, señala.

Como mujer se siente orgullosa de estar en primera línea vacunando a sus compañeros y personal sanitario. «Espero que con la vacuna baje la morbilidad y mortalidad», afirma.

Para la Lic. en enfermería Katherine Rodríguez, esta pandemia es un reto para las mujeres, en un primer momento ella fue designada para atender a los niños  contagiados con el virus, fue duro trabajar en esa área, pero logró manternerse sana y ahora está encargada de vacunar al personal del instituto.

Para ella, es una satisfacción demostrarse a sí misma que puede asumir actividades importantes para la salud pública y seguir creciendo como profesional. Además, le pide a las mujeres que sigan luchando contra este mal, “somos seres humanos muy  fuertes, capaces de asumir el reto de vencer al virus”, acotó.

Este lunes 8 de marzo, Día de la Mujer, el equipo aplicará la 2da dosis de la vacuna a 90 mujeres profesionales y técnicas de la salud.