“Modelo de desarrollo” de Santos sumió a Cajamarca en primer lugar de pobreza en el país

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Proyectos de inversión pública y privada están paralizados. Región agobiada por recesión y desempleo.

RCR, 10 de agosto de 2016.- El “modelo de desarrollo” impuesto desde hace unos seis años por Gregorio Santos en Cajamarca ha sido un rotundo fracaso, pues ha hundido a esta región nor andina en la recesión económica y la ha ubicado en el primer lugar de índice de pobreza en el país.

El nuevo modelo de desarrollo planteado por Santos Guerrero y el izquierdista Movimiento de Afirmación Social (MAS) al frente del Gobierno Regional (2011-2014) –cuya principal bandera es el rechazo a los proyectos mineros y otros- ha sumido a Cajamarca en una mayor pobreza y el empresariado local teme que tras su excarcelación, este se oponga al nuevo gobierno central que se ha comprometido en promover las inversiones en la región, explicó el periodista cajamarquino Luis Mego Díaz a RCR, Red de Comunicación Regional.

Refirió que debido a la parálisis facial que lo aqueja, se tiene conocimiento que Gregorio Santos por recomendación médica se ha tomado un mes de descanso y rehabilitación, tras el cual se prevé que retomará sus actividades políticas que en primer lugar estarían referidas a la recomposición de fuerzas del MAS y Democracia Directa (con este último movimiento postuló en mayo a la Presidencia de la República), así como un eventual acercamiento con Patria Roja.

Como se sabe, Santos Guerrero fue reelegido en la Presidencia del Gobierno Regional en el 2014, sin embargo, no recibió las credenciales respectivas por estar en prisión preventiva (investigado por delitos de corrupción) y asumió la Presidencia Porfirio Medina Vásquez, su heredero político e ideológico.

La Sala Penal Nacional aclaró que la excarcelación del ex presidente regional no significa que este haya sido absuelto del proceso judicial, sino, que continuará afrontando el mismo en libertad con mandato de comparecencia con restricciones. En tanto, el Jurado Nacional de Elecciones pidió al Poder Judicial información sobre su situación jurídica (el Jurado dispuso la reserva de su credencial hasta que su caso sea resuelto).

Mego Díaz, deploró que la situación económica en Cajamarca es negativa pues grandes proyectos de inversión minera como son Conga, Michiquillay y Galeno están paralizados, en tanto la minera Yanacocha (cuyas actividades impulsaron en su momento el crecimiento económico en la región) anuncio que sus operaciones están en cierre, además, obras de inversión pública de gran importancia como es la represa de Chonta (con un compromiso de inversión de S/. 500 millones) también están detenidos.

A esto se suma que en diez de las trece provincias de la región los proyectos públicos de saneamiento básico también están paralizados, así como la construcción de los hospitales de Cajabamba (S/. 50 millones), Jaén (más de S/. 100 millones) y Cutervo, cuya responsabilidad central recae en el Gobierno Regional.

Observó que la Cámara de Comercio de Cajamarca recientemente se pronunció sobre el desplome del comercio en la región, a esto se suma que tampoco se han reactivado los principales rubros productivos como es el turismo, la agricultura y la ganadería, al contrario han registrado un decrecimiento sustancial.

El cuadro general revela que con el modelo impuesto por el Gobierno Regional -bajo la administración de Santos Guerrero y de Medina Vásquez, durante los últimos seis años bajo las banderas del MAS- no hubo desarrollo en Cajamarca, remarcó finalmente Mego Díaz.