En Vivo

MODELO DE ATENCIÓN INTEGRAL A LA PRIMERA INFANCIA DE KUSI WARMA REDUJO EN 6 % LA ANEMIA EN VENTANILLA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La coordinadora del área de desarrollo infantil temprano de la Asociación Kusi Warma, Amelia Montes Rodríguez, informó que su representada desarrolla su trabajo en dos áreas: una es la prevención de niños con maltrato con trabajos en los colegios; y la otra área de trabajo es en la prevención de la desnutrición y de la anemia, para tener niños con un adecuado lenguaje.

RCR, 03 de abril 2019.- El modelo de atención integral a la primera infancia aplicado en el distrito de Ventanilla por la Asociación Kusi Warma, logró reducir en seis puntos porcentuales el índice de anemia de los niños y niñas menores de tres años de dicha jurisdicción, reveló la nutricionista de dicha organización, Lourdes Atúncar Rojas.

“Respecto a Ventanilla todavía estamos ejecutando un proyecto que inició en febrero del 2015. Y nosotros hemos realizado, en mayo de este año, nuestra línea de base, donde sacamos que el 45.5% de los niños y niñas menores de 3 años estaban con anemia. Luego de dos años, en mayo del 2017, hicimos otro corte y habíamos reducido a 39.1 %. Es decir, en dos años de intervención logramos reducir en 6.4 puntos porcentuales la anemia”, subrayó.

Refirió que esta exitosa cifra no fue alcanzada mediante la entrega de alimentos a los niños, sino -anotó-  a través de la educación “que le damos a las madres y cuidadoras, hicimos que ocurra este cambio de conducta y comportamiento para que puedan saber cómo pueden criar a sus hijos”.

Atúncar explicó que su representada, la Asociación Kusi Warma, tiene un modelo personalizado de atención integral a la primera infancia, denominado Maite.

“Dentro de los componentes que aplicamos (están) las reuniones personalizadas que denominamos de atención domiciliaria.  Donde le damos el seguimiento al tipo de alimentación que lleva al niño, capacitando sobre los temas de anemia, como prevenirlo y que es lo que pasaría si no la tratamos a tiempo”, puntualizó.

Dijo además que su organización se encarga de gestionar con los Centros de Salud para que puedan llevar a las familias de pobreza y pobreza extrema, todos los suplementos de hierro que brinda el Estado.

“Y nosotros apoyamos en que ellos puedan saber si realmente lo están consumiendo o no. Somos aliados de estas instituciones para dar el correcto proceso de estos suplementos”, remarcó.

La Asociación Kusi Warma (quechua: niño feliz), es una organización no gubernamental peruana que trabaja en la reivindicación de los derechos de la niñez más pobre y excluida del Perú. El 2 de junio de 1997 se constituyó como la primera, y hasta ahora única, ONG peruana hija de Terre des Hommes de Lausanne (Suiza), organismo internacional que trabaja por los derechos de la infancia.

Desde hace 21 años intervienen en diferentes contextos de pobreza en el Perú, siempre en interacción directa con los niños, niñas, adolescentes, sus familias, así como con las organizaciones sociales públicas y privadas, para sensibilizarlos sobre la importancia de los cuidados y el buen trato de los menores.

Por su parte, la coordinadora del área de desarrollo infantil temprano de la Asociación Kusi Warma, Amelia Montes Rodríguez, informó que en la actualidad su organismo está desarrollando un proyecto en la provincia de Andahuaylas (región Apurímac), más precisamente en el distrito de Turpo, con una proyección de proyectos de escalamiento, a nivel regional.

“También trabajamos en el mismo distrito de Huancavelica: Y acá, en Lima, trabajamos en el distrito de Ventanilla, que pertenece a la región Callao”, especificó.

En diálogo con el programa “Ganadería y desarrollo al día” de Red de Comunicación Regional (RCR), Montes Rodríguez indicó que la Asociación Kusi Warma desarrolla su trabajo en dos áreas: una es la prevención de niños con maltrato con trabajos en los colegios; y la otra área de trabajo es en la prevención de la desnutrición y de la anemia, para tener niños con un adecuado lenguaje. “Y lo hacemos con niños y niñas menores de tres años”, anotó.

En lo relativo al problema de la violencia familiar, refirió que Kusi Warma trabaja en el buen trato entre las familias.

“Trabajamos mucho en el apego, el afecto. Y eso incide en el cambio de prácticas de las familias. Cuando las familias aprenden a brindar amor y afecto a sus hijos, disminuye el maltrato. Y lo trabajamos con las madres. Y con los padres, en menor medida. Siempre tratamos de integrarlos para que ellos puedan también mejorar el trato a sus niños. Y ver que no se pierda ese acercamiento con sus hijos”, apuntó.