MINSA espera precisiones de Gobierno de Apurímac para construcción del hospital de Challhuahuacho

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Viceministro Minaya subraya que los fondos –unos S/. 70 millones- y la ejecución del proyecto están plenamente asegurados.

RCR, 25 de julio de 2016.- El Ministerio de Salud (MINSA) espera los requerimientos del Gobierno Regional de Apurímac sobre la ubicación exacta para la construcción de un hospital en Challhuahuacho -o eventualmente en Tambobamba- y su dimensión, uno pequeño pero especializado (tipo 2 – E) o más amplio (tipo 2 – 2), aclaró el doctor Percy Minaya León, viceministro de Salud Pública.

En entrevista a RCR, Red de Comunicación Regional, el alto funcionario manifestó que en el marco de los acuerdos obtenidos en la Mesa de Trabajo de Desarrollo de Challhuahuacho (provincia de Cotabambas), el MINSA se comprometió en la construcción de un hospital (de tipo 2 -2) en este distrito, obra que demandará una inversión de 70 millones de soles, presupuesto que incluso podría ampliarse.

Aclaró que el proyecto se encuentra en la etapa de conclusión de perfiles y se necesita de una definición muy clara del Gobierno Regional de Apurímac para armar el expediente técnico e iniciar su construcción en los primeros meses del año 2017.

Explicó que el MINSA estima que Challhuahuacho requiere de un nosocomio tipo 2 – 2 porque se prevé un importante crecimiento de la población por efecto de la generación de actividades productivas (básicamente por efecto del desarrollo del proyecto minero Las Bambas, el más grande del país, cuyo epicentro precisamente se halla en este distrito).

Explicó que un hospital de tipo 2 -2 tiene una amplia capacidad de respuesta especializada y cuenta con la capacidad para atender todas las especialidades básicas –pediatría, ginecología, medicina interna, etc.- y servicios periféricos necesarios como radiología, laboratorio, atención de emergencia, además, cirugía, neurología, traumatología, neumología, entre otros servicios.

Refirió que la dimensión de un hospital está fundamentalmente calculado en relación al volumen de la población que va a atender –si es más grande obviamente se requiere de un establecimiento de mayor especialización- y deberá tener en cuenta las vías de comunicación y el sistema de transporte que convergen en determinada zona para convertirlo en la referencia de su ubicación.

Manifestó que se espera que el Gobierno de Apurímac tenga una proyección geopolítica para la ubicación estratégica de un hospital que está proyectado brindar servicio durante los próximos treinta años en una zona que en el 2018, cuando eventualmente termine su construcción, estarán en plena inversión diferentes sistemas productivos mineros y conexos en la zona.

Ad portas al cambio de gobierno nacional, el viceministro de Salud Pública dijo que el compromiso del MINSA para la construcción del hospital de Challhuahuacho forma parte de una política de Estado, es así que el proyecto así como los fondos están plenamente garantizados y es seguro que las nuevas autoridades ejecutarán la obra.