En Vivo

MINSA: CAPACITAN A CUIDADORES DE HOGARES PROTEGIDOS PARA AYUDAR A PERSONAS CON DISCAPACIDAD PSICOSOCIAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Salud 

Instituto Nacional de Salud Mental precisa que el rol del cuidador acompañante es vital en el éxito de la reinserción y rehabilitación de los residentes.

Un total de 88 cuidadores de 11 hogares protegidos en Lima vienen siendo preparados por especialistas del Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) del Ministerio de Salud (Minsa), a fin de que potencien sus capacidades para contribuir con la mejora de la autonomía de las personas con discapacidad social por trastorno mental grave o severo, adaptándolos al cambio por la pandemia de COVID-19.

Al respecto, la licenciada Jacqueline Valdivieso Haro, psicóloga de la Dirección de Salud Colectiva del INSM, sostuvo que el rol de los cuidadores acompañantes es clave en el éxito de la reinserción y rehabilitación de los usuarios de hogares protegidos.

Por tanto, los especialistas del instituto dotarán de herramientas para fomentar habilidades, así como para el trabajo articulado, de manera que puedan darse soporte como una red de ayuda profesional que redundará en la calidad de vida de los residentes.

Explicó que el entrenamiento para el 2021 es de manera continua y tiene un alcance a los cuidadores de los hogares protegidos de la Dirección de Redes Integradas de Salud (Diris) Lima Sur, Norte y Este.

“Se les capacitará en mejoramiento de la dinámica familiar, el estrés, la discapacidad y el autocuidado. Además, para aprender a identificar señales de alerta, manejo de emociones y situaciones críticas en tiempos de pandemia”, resaltó.

Vivienda digna para la reinserción social

En el marco de la reforma de salud mental que enfoca el sistema de atención con abordaje comunitario, la implementación de hogares protegidos representa una medida hacia la desinstitucionalización de pacientes que por años estuvieron internados en hospitales o en calidad de abandono social, reduciendo sus posibilidades de reinserción social.

Actualmente, el Perú cuenta con 41 hogares protegidos que brindan alojamiento, alimentación, actividades de autocuidado, integración social comunitaria; actividades socioeducativas y laborales, y recreativas, entre otras.

La licenciada Valdivieso recalcó que de esta manera se aporta al proceso de rehabilitación psicosocial de los pacientes, asegurando el derecho a una vivienda digna, el fomento de las habilidades sociales, la autonomía y la reintegración a la comunidad; como lo establecen la OMS, los tratados internacionales y las normas legales.