En Vivo

MINISTERIO DE SALUD Y DEFENSORÍA DEL PUEBLO AFIANZAN SU TRABAJO ARTICULADO PARA ENFRENTAR LA PANDEMIA DE LA COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Salud 

El ministro Hernando Cevallos presidió la reunión con la Defensoría para recoger sugerencias que permitan flexibilizar vacunación a los adolescentes de 12 a 17 años.

El Ministerio de Salud (Minsa) y la Defensoría del Pueblo afianzan su trabajo articulado para fortalecer el sistema de salud y acercarlo a toda la población, así como para continuar con el proceso de vacunación contra la COVID-19 a nivel nacional. Esto, con el objetivo de contrarrestar los efectos de la pandemia.

Durante una reunión virtual de trabajo con la Defensoría, el ministro de Salud, Hernando Cevallos Flores, destacó la necesidad de integrar la participación de los diferentes sectores en la lucha contra el coronavirus y de entender que la salud ­–dijo– es un compromiso colectivo.

“Para nosotros es importante la firme disposición de acercar la salud a la población. Tenemos muchos años inmersos en un formalismo cuando hablamos del derecho de la salud, pero en realidad tenemos una salud con enormes problemas y exclusión. Debemos entender que la salud es un problema colectivo y no solo del sector salud, por eso es importante coordinar acciones con todas las instituciones”, indicó Cevallos.

En ese sentido, el titular del Minsa saludó la participación de la Defensoría del Pueblo en la lucha contra el coronavirus y en el esfuerzo de fortalecer el sistema de salud. “Es un gusto poder intercambiar esta reunión con la Defensoría, porque los sentimos como aliados. Todas las sugerencias que nos ayuden a corregir lo que no marcha bien y a mejorar lo que estamos haciendo, son bienvenidas”, comentó.

Vacunación a los adolescentes

Uno de los temas centrales que se abordó en la reunión fue el proceso de vacunación contra la COVID-19 a los adolescentes de 12 a 17 años de edad. La sesión tuvo como finalidad recoger opiniones y sugerencias que permitan flexibilizar la vacunación de este grupo poblacional, como por ejemplo el acompañamiento y consentimiento de la inoculación.

“Necesitamos avanzar y no poner trabas en el proceso de vacunación a los adolescentes de 12 a 17 años. Por ello, se articulará con todas las instituciones involucradas para agilizar el proceso y la llegada de la vacuna a este grupo, de forma segura y sin trabas burocráticas”, refirió el ministro Hernando Cevallos.

Al respecto, la primera Adjunta al Defensor del Pueblo, Eugenia Fernán Zegarra, se comprometió a enviar un documento precisando las sugerencias que ayuden a redefinir el protocolo de vacunación a los adolescentes, el mismo que será evaluado por el Minsa para su implementación.

Una de las recomendaciones que ya se acogió y se está aplicando es que los adolescentes pueden acudir acompañados de un adulto, con una carta poder simple de uno de los progenitores.

Pueblos originarios

En la cita también se abordó el proceso de vacunación en los pueblos indígenas u originarios. Sobre ello, el titular del Minsa destacó la importancia de continuar luchando contra la campaña de los antivacuna y de hacer de la salud un “derecho al alcance de todos”.

“La estrategia de llevar la vacunación a las calles, acercando el Ministerio de Salud nos ha permitido dar un gran salto, pero todavía tenemos dificultades. Necesitamos trabajar mucho en la sensibilización para que las brigadas de salud no sean rechazadas cuando van a las comunidades indígenas”, indicó el titular de Salud.

Cevallos Flores subrayó que el desafío central que plantea esta pandemia, así como la movilización social generada en torno a la vacunación, es lograr establecer mecanismos de organización en la misma comunidad, que hagan sostenible el trabajo del Ministerio de Salud, no solo en la lucha contra el COVID-19, sino para lograr comunidades saludables.

En ese sentido, el ministro Cevallos destacó que la Defensoría es un aliado en el trabajo del Minsa para afianzar la participación de la comunidad y las instituciones más representativas, en el compromiso colectivo por hacer de la salud un derecho al alcance de todos, incluyendo los pueblos originarios.

En la reunión también participaron el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell; la directora de Inmunizaciones, Gabriela Jiménez; el director ejecutivo de la Dirección de Pueblos Indígenas u Originarios, Julio Mendigure; el director de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública (DIGIESP), Alexis Holguín; así como los representantes de la Defensoría del Pueblo.