MINISTERIO DE EDUCACIÓN DESTITUYE A 1,103 DOCENTES CONDENADOS POR VIOLENCIA SEXUAL Y OTROS DELITOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 23 de septiembre de 2020.- Mariela Zapata, directora de la dirección general de la calidad de la gestión escolar del Ministerio de Educación, anunció que se ha destituido a 1,103 docentes en el marco de la ley 29988, que señala que ningún profesor ni personal administrativo puede trabajar en el sector, si es que tiene una condena por violencia sexual entre otros 16 delitos.

“Se han destituido a 1103 profesores, de los que el 70% han sido condenados por violencia sexual. Es un trabajo que el ministerio sigue haciendo, porque es importante garantizar que nuestras escuelas estén seguras y libres de este tipo de delitos”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que desde el 2013 existe la ley 29988, que indica que ningún docente ni personal administrativo de ninguna escuela, ni del sector Educación en general, puede trabajar habiendo tenido una condena por violencia sexual u otros 16 delitos. “En el marco de esta ley hemos empezado un trabajo conjunto desde el 2018, con el Poder Judicial, para cotejar la información de todas las personas que laboran el sector educación para poder identificar cuáles han estado condenadas por alguno de estos 17 delitos”, dijo.

“La mayoría están en centros urbanos, pero quisiera destacar que de los destituidos en colegios públicos y privados, la mayoría son en colegios públicos, porque de los colegios privados todavía la data no la tenemos completa. Con los privados hemos creado un aplicativo que se llama Regiep, que es el registro de personal de instituciones educativas privadas, donde los directores de los colegios privados tengan la obligación de registrar esa información del personal, para que nosotros podamos cotejarlo con el Poder Judicial”, precisó

Expresó que, en los colegios privados el porcentaje de condenados es muy bajo, quizás lo que pueda pasar es que los condenados que estamos retirando del sector público, puedan irse al sector privado. “Entonces que los privados también registren el nombre del personal con sus datos y el DNI en el sistema que hemos abierto para nosotros poder hacer este cotejo con el Poder Judicial y estar seguro que no se están yendo a esos colegios”, afirmó.  

Protocolos en caso de violencia

Zapata también señaló que ante la sola denuncia de un hecho de violencia sexual se aplican protocolos de atención. “Estos indican que el docente, personal administrativo o cualquier persona adulta que cometa un acto de violencia sexual contra un estudiante, pasa a ser separado preventivamente para las investigaciones que correspondan. Esto se hace de manera inmediata y tenemos responsables de convivencia escolar que garantizan que ante una denuncia o reporte inmediatamente se realice esa separación para dar una atención oportuna”, aseveró.

“El proceso de separación implica que el docente o el personal administrativo de la escuela que comete un acto de esa naturaleza es llevado a la Ugel, allí se le sigue un proceso de investigación y dependiendo de los resultados, aparte de la vía judicial que corresponde porque esto es un delito, se toman las acciones pertinentes”, detalló.

Declaró que “los casos se resuelven en la región donde suceden los hechos, pero desde el Ministerio de Educación damos asistencia técnica y seguimiento para saber cuáles han sido los resultados de cada uno de estos procesos”. “Se pueden dar labores administrativas mientras el caso continúe por la vía judicial y por la vía administrativa. Por la vía judicial puede demorar mucho tiempo, mientras esto ocurra la separación preventiva se mantiene vigente, porque no puede regresar hasta que no se haya resuelto su situación”, anotó.

“También el protocolo contempla una atención a la víctima y ahí hay una contención socio emocional que se le da y hay una derivación del caso a las autoridades de salud en caso que requiera de una atención psicológica o la atención que corresponda del Ministerio de la Mujer. Nuestros protocolos contemplan una articulación con estos sectores para atender a la víctima y a la familia”, afirmó.

Líneas de prevención y denuncia

Destacó que “tenemos líneas preventivas para enseñar y sensibilizar a la comunidad educativa, a la familia, para que tengan que estar en permanente comunicación con sus hijos y alertas a que un hecho como esto no ocurra”. “Normalmente la violencia sexual se inicia con acercamientos o mensajes, hay una situación de poder que se da entre un docente y un estudiante. El docente puede empezar con insinuaciones, entonces hay que estar alertas como padres de familia, conversar siempre con nuestros hijos, estar atentos a ver qué está pasando”, puntualizó.

“Tenemos también la plataforma www.siseve.pe donde cualquier persona puede reportar casos de violencia escolar y ante el solo reporte vamos a actuar haciendo seguimiento para que sea atendido de manera oportuna. También hay una línea que es el 080076888, en el que se atiende de lunes a viernes de 8 am a 8 pm y ahí también se pueden hacer los reportes de los casos de violencia de manera confidencial”, subrayó.

Además, mencionó que “tenemos toda una estrategia de convivencia escolar a nivel nacional que trabaja con los directores y con los docentes, para que a su vez ellos trabajen con los padres de familia en espacios como escuelas para padres y campañas informativas, en temas como la disciplina positiva, por ejemplo”.

Ver entrevista…