En Vivo

MINERÍA HA CONTRIBUIDO A REDUCIR LA POBREZA EN ÁNCASH DURANTE EL PERIODO 2004-2019

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 29 de octubre de 2021.- La minería ha contribuido a reducir la pobreza en más del 40% en Áncash, pasando de 62% a 18%, del 2004 al 2019, así lo indicó el gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE), Diego Macera, durante su ponencia en el evento “Desarrollo Territorial y Minería en Áncash”, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) y el Comité Ejecutivo de PERUMIN 35.

Mediante su informe “Retos para la competitividad en Áncash”, el IPE señala que la minería es la actividad económica más importante de la región, pues representa el 47% del total de su PBI.

También indica que, al segundo trimestre del 2021, el PBI de la región Áncash, alcanzó un crecimiento del 9%, superior al del mismo mes de 2019 (previo al inicio de la pandemia).

De igual manera, se precisa que el empleo en el sector privado demuestra una recuperación, al reportar en junio del 2021 un incremento del 19%, por encima del mismo mes de 2020, con más de 70,000 puestos de trabajo.

 “En Áncash vemos la reducción de la pobreza en más de 40 puntos porcentuales, más grande incluso que la que hubo a nivel nacional, que fue menos de 40%, en el periodo 2004-2019. La tendencia en ambos casos es similar. Tenemos un periodo de contracción de la tasa de pobreza entre el 2004 y el 2013, a partir del cual hay un estancamiento en línea con un menor crecimiento económico, menor dinamismo a nivel nacional y regional”, refirió en el análisis Diego Macera.

Agregó, que a nivel nacional la pobreza se redujo de 59% a 20% en el periodo 2004-2019.

“Nos quedamos con un poco más de 20% hasta que llega el covid-19 y la tasa a nivel nacional sube 10 puntos porcentuales y la tasa en Áncash sube en 12. Aquí ha habido una reducción muy fuerte de la pobreza en la región en el periodo 2004-2013 y hay un crecimiento económico más reducido y una expansión de la población en pobreza muy parecida a lo que tenemos a nivel nacional”, explicó.

Destacó que se tuvo un muy buen periodo de crecimiento de la clase media entre el 2005 y el 2011-2012-2013. “Prácticamente triplicamos el número de familias que pertenecían a la clase media, del 10% al 33% y llegamos al 2019 al 37% de familias de clase media, entendiendo tal categoría, aquellos que tienen mayores ingresos por persona, entre 12 y 62 dólares por persona por día”, apuntó.

“Luego viene un periodo con ganancias menos claras hasta el 2019. Luego viene un retroceso de 13 puntos porcentuales en clase media a partir del 2020. Va a tomar más tiempo recuperar estos indicadores económicos”, agregó.

Caída del empleo por pandemia

Macera, sostuvo en cuanto a empleo que el 2020 fue un año muy malo, con una caída dura a nivel regional. “Estamos hablando del 11%, donde la única actividad que se vio incrementada es la actividad agraria, que es informal no solo en la región, sino en el resto del país. En el empleo formal, hay números superiores a los que se tenía en el periodo prepandemia. Ha habido una recuperación rápida de la economía formal bastante buena”, indicó.

“En cuanto a producto, Áncash ha sido la región que más fuerte se recuperó, con data cerrada al segundo trimestre de este año, ya con niveles que cómodamente superaban lo que se tenía en el periodo prepandemia a nivel de PBI. Si bien a nivel nacional, la economía estaba casi al mismo nivel que la etapa prepandemia, ya en Áncash estaba en niveles superiores al segundo trimestre por un buen desempeño del sector minero”, destacó.

Declaró que Áncash ocupa el quinto puesto en mayor número de dosis aplicadas por habitante y supera el promedio nacional. “Esto es una buena noticia para la región, mantener este ritmo es una estrategia efectiva para combatir una posible tercera ola y aumenta la competitividad de la región”, opinó.