MINERA RAURA DESMIENTE ACUSACIONES DE CONSEJERA REGIONAL DE HUÁNUCO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 12 de abril 2018.- La compañía minera Raura, a través de un comunicado emitido  rechazó tajantemente las acusaciones realizadas por la consejera regional ante el Gobierno Regional de Huánuco,  Nithzy Orneta Cabello , quien declaró en diversos medios regionales que había constatado “la alarmante contaminación” que está generando la empresa en las lagunas de su entorno, además de supuestamente “haber desaparecido” una de ellas. Asimismo, afirmó que la empresa “se ha dado el capricho de haber eliminado una comunidad”.

En tal sentido la empresa Raura consideró sumamente graves estas acusaciones, vertidas calificándolas como “ligeras y sin ningún fundamento”. Al respecto indicaron que  solicitarán a la consejera regional Nithzy Orneta que presente las evidencias que asegura haber recogido.

La empresa  explicó que cuenta con diversos análisis de laboratorios certificados y resultados de monitoreos ambientales periódicos que demuestran que su gestión ambiental cumple estrictamente con las normas y estándares de calidad ambiental.

De acuerdo con especialistas en medio ambiente, es imposible que en un recorrido superficial se pueda concluir un caso de “alarmante contaminación” y atribuírsela a una determinada empresa. Se requiere de estudios de laboratorios especializados para ello.

Con respecto al “capricho (de Raura) de haber eliminado una comunidad”, la empresa califica esta declaración de la consejera como temeraria y absolutamente falsa.

Igualmente recuerda que en el caso del poblado Nueva Raura, fueron autoridades de Salud las que recomendaron, desde el 2012, la reubicación de las familias, pues habitaban dentro de una zona industrial, lo que constituía un riesgo para su salud. Así, y según consta en diversas actas, el retiro fue voluntario y pacífico.

Finalmente, la Compañía Minera Raura considera que la autoridad debió informarse responsablemente antes de emitir juicios públicos e informaciones alarmistas, pues estas acusaciones dañan severamente la imagen de la empresa y pueden conllevar a graves conflictos.

La entidad precisa que tratará de sostener una reunión con la consejera para exponer sus argumentos y, de ser necesario, solicitar la rectificación de sus declaraciones.

Asimismo, precisan que “la empresa viene trabajando con los más altos estándares ambientales y bajo constante fiscalización por parte de las autoridades competentes”.

De igual forma, sostienen que desarrollan acciones conjuntas con las poblaciones, a través de monitoreos ambientales participativos y programas de desarrollo local, como la crianza de truchas, que corroboran que las lagunas cumplen con los estándares de calidad ambiental.