MINERA BUENAVENTURA PRECISA QUE NO TIENE DEUDA TRIBUTARIA PENDIENTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fotografía: Rumbo Minero

RCR, 24 de septiembre de 2020.- La Compañía Minera Buanaventura precisó que en la actualidad no tiene ninguna deuda tributaria pendiente y desmintió que tenga deudas tributarias por más de dos mil millones de soles, como se ha informado a través de los medios de comunicación. “Lo que existe es una controversia con la SUNAT que se encuentra en proceso ante el Tribunal Fiscal y el Poder Judicial”, señaló mediante un comunicado.

“Esta controversia tributaria se originó entre los años 2007 y 2008 cuando Buenaventura modificó la modalidad de venta del oro con sus clientes, de precios fijos a precios variables. Esta operación significó un gasto importante que afectó los resultados de la empresa y, por lo tanto, afectó también el Impuesto a la Renta a pagar en esos periodos”, puntualizó.

Asimismo, sostuvo que la referida operación tuvo “resultados favorables para la compañía, sobre los cuales se pagó el Impuesto a la Renta y se contribuyó a la recaudación fiscal”. Pese a ello, la empresa minera informa que “posteriormente la SUNAT pretende que se pague el Impuesto a la Renta sin reconocer el costo de las operaciones mencionadas”. “Es necesario explicar que, inicialmente, el monto de la controversia fue de 373 millones de soles, pero que, según la SUNAT, con sanciones e intereses ascendería a 2,083 millones de soles”, precisó.

“Debemos señalar que estos pagos fueron realizados tal como lo establecen las leyes tributarias, por lo que pretender imponer nuevas obligaciones o aplicar normas posteriores para generar una supuesta deuda no solo es un error, sino una señal negativa para la inversión minera que asume los riesgos del mercado internacional y es uno de los motores de nuestra economía”, enfatizó.

Buenaventura descarta que haya cometido infracciones tributarias e invoca un manejo transparente y responsable de la información a favor de la estabilidad del país y reafirma su compromiso de seguir contribuyendo al crecimiento del Perú con inversiones en ocho regiones, la generación de 12 mil puestos de trabajo y el desarrollo de una minería formal y responsable.