En Vivo

MINEM: META DEL PROYECTO 7 REGIONES ES CUBRIR TODA LA DEMANDA RESIDENCIAL, COMERCIAL E INDUSTRIAL DEL CENTRO Y SUR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Energía 

Precisa que la meta inicial de 113,500 conexiones es la cobertura mínima necesaria, y que lo que sigue es expandir las redes y llegar a todas las familias.

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) informó que el Proyecto Siete Regiones, que contempla distribución de gas natural en regiones del centro y sur peruano, tiene la meta de cubrir todos los domicilios, industrias y comercios en las 14 ciudades donde operará esta concesión, cuya buena pro tiene prevista su adjudicación para mayo próximo.

El Minem señaló que este proyecto tiene como propósito fundamental iniciar con el proceso de construcción de redes de gas natural la región andina y amazónica, y precisó que se ha establecido una meta inicial de 113,500 conexiones como requisito mínimo que debe cubrir el concesionario elegido en los primeros años de operaciones.

Estos usuarios constituirían el primer grupo de personas atendidas con las conexiones domiciliarias de gas natural, y lo que corresponde al operador del proyecto es continuar con la expansión de las redes para conseguir elevar el número de hogares e industrias integradas al gas natural, ampliando su cobertura y generando mayores ingresos.

El Proyecto Siete Regiones, impulsado por el Minem, tiene prevista su aplicación en las ciudades de Cusco, Quillabamba y Calca (región Cusco), Puno y Juliaca (Puno), Huancayo y Jauja (Junín), Huamanga y Huanta (Ayacucho), Huancavelica (Huancavelica), Abancay y Andahuaylas (Apurímac), Pucallpa y Padre Abad (Ucayali).

La iniciativa busca replicar el proceso de masificación paulatina y acelerada realizada en otras ciudades, donde ya hay más de 1 millón de hogares que se benefician con el gas natural, obteniendo ahorro con el uso de este recurso en comparación al GLP o la electricidad.

El objetivo que persigue el Gobierno es fortalecer la descentralización del acceso al gas natural y permitir el cierre de brechas en el acceso a energía, aprovechando un recurso que el país posee en abundancia y apuntando al cambio de la matriz energética del país en domicilios, transporte e industrias.