MINEM BUSCARÁ QUE LA EJECUCIÓN DE PROYECTOS MINEROS NO SE POSTERGUE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: MINEM

  • Ministro Gálvez señaló que su gestión tiene como objetivos poner en operación el Fondo de Adelanto Social, consolidar Rimay, elaborar una política para la pequeña minería y la minería artesanal, entre otros.

Lima, 15 de enero del 2021.- El ministro de Energía y Minas, Jaime Gálvez Delgado, manifestó que su gestión realizará un acompañamiento y promoverá consensos buscando que la ejecución de los proyectos mineros  no se postergue y que, sobre todo, se desarrollen en un clima de paz social y de respeto al medioambiente.

En ese sentido, recordó que en la Cartera de Proyectos de Construcción de Mina 2020-2029 (que representa inversiones por más de US$ 56 mil millones), hay un grupo de siete proyectos que debe iniciar su ejecución en el presente año.

Ese grupo engloba, según detalló Gálvez, un proyecto grande, que es Yanacocha Sulfuros, cuya ejecución solo depende de la decisión del directorio de la empresa Yanacocha; dos medianos: San Gabriel, que tiene un proceso de consulta previa en marcha, y Corani, que está por completar el financiamiento; y cuatro pequeños: Optimización Inmaculada, Chalcobamba Fase I, Ampliación Shouxin (que debería iniciar obras en febrero) y Pampacancha (que finalizó el proceso de consulta previa). 

Respecto a los proyectos en construcción, el ministro calculó que Mina Justa debe empezar a producir en abril y precisó que Quellaveco presenta un avance mayor al 50%. La segunda fase de Ampliación Toromocho debe empezar entre febrero y marzo, mientras que Ampliación Santa María avanza sin contratiempos, ahondó.

Objetivos

Jaime Gálvez señaló que dentro de los objetivos que persigue su gestión está la de poner en operación el Fondo de Adelanto Social (FAS), herramienta que financiará programas y proyectos priorizados que permitan cerrar brechas en servicios básicos e infraestructura en zonas de influencia de las actividades minero-energéticas y de otros sectores.

De igual forma, busca consolidar el Centro de Convergencias y Buenas Prácticas Minero-Energéticas (Rimay), espacio donde se construyó la Visión de la Minería al 2030 con la participación del Estado, empresas, sociedad civil y academia. “Vamos a consensuar y socializar la propuesta de la visión en las regiones mineras, empezaremos en Moquegua y Cajamarca”

También adelantó que se está elaborando una política para la pequeña minería y la minería artesanal, a fin de brindar incentivos y un soporte que fortalezca la formalización en estos estratos, entre otros objetivos.