MIGUEL CARDOZO: CONFLICTOS SOCIALES POR PROYECTOS MINEROS IMPLICAN DISPUTA POR VIGENCIA DEL MODELO ECONÓMICO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, Miguel Cardozo, cuestionó a los sectores ambientalistas y anti minería que se oponen ciegamente a la inversión minera, al considerar “equivocados” sus planteamientos, ya que -anotó- “piensan que controlar consiste en prohibir o piensan que se debe impedir el desarrollo de las cosas para proteger el ambiente, cuando eso realmente no es así”.

RCR, 22 de agosto2019 .- El conflicto social por el proyecto Tía María (Arequipa) y los demás emprendimientos del corredor minero, implica fundamentalmente la disputa por la vigencia o no  del modelo económico que rige actualmente en el Perú, advirtió el primer vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, Miguel Cardozo.

“La visión del país tiene que ser de largo plazo. La visión de la minería es, también, de largo plazo. Si ustedes consideran que un proyecto, desde que se empieza a explorar hasta que se pone en producción -en caso sea exitoso-, toma en promedio a nivel mundial unos 19 años. Nosotros, lo que hagamos hoy recién va a tener un efecto de acá a 20 años, en el país Si nosotros miramos la cosa pequeña y el corto plazo, estamos perdidos”, subrayó.

En ese sentido, expresó su preocupación por falta de acompañamiento del Estado en los grandes proyectos de inversión nacionales, especialmente mineros, al insistir en que “nunca lo ha hecho”.

“Claro, y si lo vemos en el plazo más largo, Hay que recordar de un dato concreto. Nosotros tenemos un Producto Bruto Interno (PIB) per cápita de US$ 14 000 (catorce mil dólares) por año. Chile tiene el doble. Y Chile aprovechó su minería. Durante los veinticinco años antes del año 1990, en que ellos desarrollaron su minería a toda velocidad. Y nosotros, nada.  Fueron 25 años en los que ni siquiera se hacía exploración, en este país”, detalló.

Indicó entonces que fue recién en década de los 90 cuando empezamos a trabajar en minería y comenzamos a crecer, logramos una dinámica de crecimiento, pese y gracias a vivir una especie de vida paralela en la que economía iba por un lado, y la política, por otro.

“Y no es que los presidentes se hubieran comprometido anteriormente con la minería y con los proyectos. Nunca se comprometieron. Fue simplemente esa separación de vías entre la separación entre economía y la política, lo que nos permitió avanzar. Y no sólo en minería, sino en muchas cosas”, anotó.

Recordó que en aquella década éramos totalmente predictibles, teníamos seguridad jurídica, credibilidad en el mercado.

“Cuando salió Yanacocha, Newmont, Buenaventura y la empresa de Francia, que se juntaron en este proyecto, invitaron al IFC -estamos hablando de 1992- para que sea una especie de garantía política, (ya que) recién estábamos saliendo del laberinto previo. Con eso, el proyecto pudo ir. Pero a partir de allí el Perú se convierte en un país creíble y. además, se pone en evidencia el potencial del país”, sostuvo.

Tras indicar que, en el 2009, llegamos a ocupar tercer lugar como destino de inversiones en exploración; y al cuarto lugar, incluso el año pasado 2018, Cardozo deploró que nuestros problemas se iniciasen con el advenimiento del gobierno de Ollanta Humala, cuando “comenzamos a llenarnos de regulaciones”.

“Hoy día tenemos en el país como 30 000 (treinta mil) leyes y siguen creciendo cada año. Y siempre con el afán de hacer las cosas más complicadas, más burocráticas y más difíciles”, apuntó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Cardozo cuestionó a los sectores ambientalistas y anti minería que se oponen ciegamente a la inversión minera, al considerar “equivocados” sus planteamientos, ya que -anotó- “piensan que controlar consiste en prohibir o piensan que se debe impedir el desarrollo de las cosas para proteger el ambiente, cuando eso realmente no es así”.

“No es necesario y, además, es absolutamente ineficiente proceder de esa manera. La exploración no genera contaminación ambiental. No extrae nada, no produce nada, no inyecta ningún tipo de sustancia que sea dañina. La exploración no tiene posibilidades de generar impactos ambientales serios. Eso es una cosa bien clara”, remarcó.

Por ello, dijo que la intransigencia mostrada por estos sectores contra la minería demuestra su falta absoluta de criterio frente a esta importante actividad productiva que contribuye al desarrollo económico del país.

“Si nosotros no damos permisos ambientales para la exploración, no vamos a explorar. Si no exploramos, no vamos a hacer descubrimientos de nuevos yacimientos. Y estamos con ello afectando el futuro de la minería y afectando el futuro del país. No estamos afectando el futuro inmediato. Estamos afectando lo que va a pasar de aquí a veinte, treinta o cuarenta años en nuestro país”, puntualizó.

Asimismo, criticó la proliferación de requisitos para la exploración minera, muchos de ellos absurdos e innecesarios y que sólo contribuyen a obstaculizarla.

“¿Tiene sentido, por ejemplo, que nosotros hagamos estudios de cambio climático? ¿Qué hagamos estudios hidrogeológicos profundos? ¿Qué hagamos proyecciones económicas, respecto de la región para trabajar allí medido año? De mil proyectos que se inician en la etapa de prospección, cien llegan a la etapa de perforación y uno se convierte en mina. ¿Qué estamos haciendo? ¿Qué esperan con ello? Simplemente, bloquear la exploración”, aseveró.

Es “increíble” paralización de Quellaveco 

De otro lado, calificó de “increíble” la paralización de las labores en el emprendimiento minero de Quellaveco (Arequipa), al estimar que se trata de una actitud “oportunista” y “falta de visión” de quienes han liderado las protestas.

“Moquegua gana muchísimo con Quellaveco. Allí se ha negociado las condiciones de la inversión, de manera loable, abierta y transparente, con toda la población… Sin duda, hay descuidos y abandonos históricos. La gente tiene razón en muchos aspectos para quejarse y estar descontenta, pero la solución no es seguir destruyendo nuestra situación económica y los avances del país. La solución es ponernos de acuerdo, lograr consensos. Necesitamos liderazgos positivos. No necesitamos gente que quiera acabar con la minería”, enfatizó.

Es inapropiado discutir ahora una Nueva Ley General de Minería

Cardozo consideró igualmente inapropiado discutir una nueva Ley General de Minería, en las actuales circunstancias de alta conflictividad social y política que atraviesa el país, aunado al enfrentamiento radical entre los dos principales poderes del Estado.

“Las leyes son siempre perfectibles y uno puede tener iniciativas para ello. Pero en este contexto político, en que tenemos un Ejecutivo y un Congreso que se están peleando, donde tenemos el problema de Tía María, que ha generado un contagio general, por partes hay protestas, creo que no. Por otro lado, ¿qué quieren cambiar? Todas las cosas que han dicho que quieren cambiar no están en la Ley General de Minería. La parte tributaria no está. El tema ambiental está en la ley General de Ambiente. Y quieren cambiar una ley que está funcionando”, resaltó.

La producción nacional de oro está en fuerte caída

El experto alertó igualmente sobre la fuerte caída en la producción nacional de oro, debido al descuido del Estado en hacer, en la última década, los correspondientes trabajos de exploración para el hallazgo de nuevos yacimientos que reemplacen a los que hoy se están agotando.

“Nosotros, en la década de los 90, tuvimos el ´boom´ del oro. Salió Yanacocha (Cajamarca), salió Pierina (Ancash), salió Lagunas Norte (La Libertad). Yanacocha redujo su producción a una décima parte. Pierina ya se cerró. Lagunas Norte tiene cuatro años más. Todas las demás minas son importantes, producen, pero esas tres eran las más grandes que hemos tenido en el país. Desde hace más diez años vengo diciendo que la producción del oro va a caer si no hacemos más exploraciones y descubrimos nuevos yacimientos. Hoy ya es una realidad. La producción del oro está en caída”, acotó.

Arequipa sí organizará evento Perumin 34    

En otro momento, el presidente de la empresa Altura Minerals garantizó que la ciudad de Arequipa realizará el evento Perumin 34, la segunda convención minera más grande del mundo, programada para los días 16 al 20 de septiembre próximos.

“Perumin se va a desarrollar en Arequipa, tal como está previsto, a partir del 16 de septiembre. Nosotros estamos dispuestos a hacerlo. Naturalmente que estamos observando la situación, y no creo que vamos a tener problemas”, concluyó.

Escuchar Entrevista