MAYORÍA DE PRODUCTORES AGROPECUARIOS DE ISLAY (AREQUIPA) ESTÁ DE ACUERDO CON EL PROYECTO TÍA MARÍA

Redacción 17 de julio del 2019 - 4:37 PM

Exgerente de Agricultura del gobierno de la región Arequipa, Mirko Avendaño Quevedo, Avendaño manifestó también que no existe contradicción alguna entre el desarrollo de una minería responsable con una agricultura sostenible, si se respeta escrupulosamente el estudio de impacto ambiental y el Programa de Adecuación de Manejo Ambiental (PAMA).

RCR, 17 de julio.  La mayoría de los productores agropecuarios y de los integrantes de las comisiones de regantes y de las Juntas de Usuarios de Riego de la provincia de Islay (Arequipa) está de acuerdo con la realización del proyecto minero de Tía María, aseguró el exgerente de Agricultura del gobierno de la región Arequipa, Mirko Avendaño Quevedo.

“Con respecto al malestar de los productores agropecuarios de la provincia de Islay… en el 2015, en que hubo una huelga y paralización de varios meses, por el costo de vida, la mayoría de los agricultores con los que yo conversé, comisiones de regantes y de la junta de usuarios, estaban de acuerdo, hasta cierto punto, con la realización de este proyecto. No es tan cierto de que la mayoría de agricultores estuviesen en contra de este proyecto”, subrayó.

Refirió que “ellos son conscientes” del nivel de desarrollo que se tiene que ejecutar con la inversión minera, en la provincia, y que va a beneficiar a las jurisdicciones, como la municipalidad de Cocachacra.

“Ahora, si el gobierno central, a través de los ministerios de Energía y Minas y del Medio Ambiente, han dado el visto bueno al estudio de impacto ambiental, donde la minera, este caso Southern, desarrolla una serie de tecnologías que permitan mitigar al máximo dicho impacto, no habría por qué romper el diálogo, por parte de grupos radicales, y de obstaculizar este proyecto”, anotó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Avendaño manifestó también que no existe contradicción alguna entre el desarrollo de una minería responsable con una agricultura sostenible, si se respeta escrupulosamente el estudio de impacto ambiental y el Programa de Adecuación de Manejo Ambiental (PAMA), que contempla todas las actividades de remediación que se pueda realizar, en relación a la actividad minera.

“Ambas actividades son muy importantes para el desarrollo de la provincia de Islay, y de la región Arequipa… Al contrario, podrían alternarse ambas. Y en el valle del Tambo que es muy importante para producción de alimentos de la región sur, no tendría por qué colisionar”, enfatizó.

Insistió igualmente en que tampoco puede existir incompatibilidad si el mismo mencionado estudio de impacto ambiental contempla la aplicación de una serie de tecnologías, como la lixiviación de minerales, el aprovechamiento del recurso agua, a partir de la desalinización del agua de mar, en un proceso de ósmosis. “Tecnología de última generación que puede servir para que esto no tenga mayor impacto”, especificó.

Agregó que a ello se suma que los vientos nos soplan en dirección al valle del río Tambo, sino que a determinadas horas del día tocan hacia las pampas de San Isidro, La Joya y San Camilo, lo que crearía ningún impacto por el riesgo del polvo, al valle de Tambo.

En ese contexto, consideró más que oportuno el establecimiento de una Mesa de Dialogo, como la que ha planteado el Poder Ejecutivo para dilucidar estos aspectos técnicos “que, de repente, no han quedado muy claros para la población, especialmente de la que vive en la periferia de las capitales de los distritos, y asume posiciones radicales”.

Represa de Yanapuquio resolvería déficit hídrico

El exfuncionario regional de Arequipa señaló, además, que el déficit hídrico en el valle del río Tambo se resolvería con la operatividad de la represa de Yanapuquio, que cuenta con una capacidad de 40 millones de metros cúbicos, al cubrir la carencia en el periodo del estiaje. “Con 20 millones de metros cúbicos, el valle del Tambo soluciona su problema”, acotó.

Reconoció que diferente es el caso de la construcción de la represa de Paltiture (Moquegua), actualmente entrampada en un litigio judicial por un problema de límites jurisdiccionales entre las regiones de Puno y Moquegua.

Tras indicar que es muy difícil y complicado cambiar la mentalidad y posición política y sesgada de los dirigencias y gremios radicales antimineros, Avendaño expresó que los esfuerzos tienen que derivarse hacia la población de la población de la provincia de Islay, trabajando con ella en una campaña de sensibilización que conlleve a la una consulta previa. “que permita al ciudadano de a pie, y a los agricultores, sobre todo los que viven en el valle del Tambo, opinar al respecto”.

En todo caso, estimó que podría tranquilizarse y revertirse la intemperancia de la autoridad regional de Arequipa, y de los alcaldes distritales de la provincia de Islay, con la advertencia de un entrampamiento de las actividades agropecuarias en la zona, si se mantiene la paralización del proyecto minero Tía María.

Escuchar entrevista…