MAXIMILIANO AGUIAR: ARÁOZ REVELA ‘ESTRATEGIA PARA DESTRUIR AL FUJIMORISMO’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Expreso

«Aguiar me dijo textualmente que lo que pretendian cerrar definitivamente en el Perú era el conflicto fujimorismo versus antifujimorismo que dominaba la escena política desde hace años», asegura la exvicepresidenta Mercedes Aráoz.

La exvicepresidenta de la República Mercedes Aráoz reveló haber sostenido una reunión, en el 2018, con el todopoderoso asesor presidencial Maximiliano Aguiar. En ella, el susodicho le habría descrito que el recientemente juramentado presidente Martín Vizcarra tenía como primordial objetivo eliminar al fujimorismo y al antifujimorismo. Para que ocurra el segundo, tenía que darse el primero, recordó.

«Aguiar me dijo textualmente que lo que pretendian cerrar definitivamente en el Perú era el conflicto fujimorismo versus antifujimorismo que dominaba la escena política desde hace años», cuenta en el semanario Hildebrandt en sus Trece, «la tarde en que nos reunimos, descifré que Aguiar tenía claro que la estrategia de Vizcarra debería ser destruir totalmente al fujimorismo, y a cualquier otro eventual aliado político tradicional que se le uniera en el camino después de su deslinde con Fuerza Popular».

Además de relatar que fue Aguiar el que dio el visto bueno al discurso inaugural de Martín Vizcarra como jefe de Estado, Aráoz rememoró que el objetivo de fondo era lograr una alianza con los gobiernos locales y regionales.

«Creo que los hechos están confirmando esa percepción: terminó cruentamente con sus socios de la segunda vacancia, los redujo a su mínima expresión. A ese propósito, además de Aguiar, lo ayudó el propio fujimorismo que se disparaba a los pies errática y continuamente», añadió.

Se sabe que hoy, Maximiliano Aguiar ya no forma más del staff de profesionales que acompaña a Vizcarra Cornejo en la toma de decisiones. Para la exvicepresidenta, su renuncia se debe a que ya cumplió con el objetivo de acabar con la confrontación.

«No me sorprende el alejamiento o renuncia de Maximiliano Aguiar: cumplió su cometido, los actores de los dos frentes fueron derrotados; no hay por qué confrontar más con sus servicios. Una lucha fue cruenta y de mayor desgaste y costo. La otra fue más sutil, quizás mas refinada. Vizcarra ya no necesita al asesor experto en identificar malos y combatirlos», acotó.

La también excongresista confirmó que ella contrató a Aguiar para su pasada campaña y luego este se conectó al equipo del entonces candidato PPK, y cuando este cayó, sus servicios los asumió Vizcarra.