MÁS DE 100 FALLECIDOS POR LA PANDEMIA COVID-19 ENTRE ENFERMERAS Y TÉCNICOS DE ENFERMERÍA EN TODO EL PAÍS, NO PUDIERON SER HOMENAJEADOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Uno 

El acto fue inte­rrumpido por la Po­licía Nacional, quien junto a la subprefecta de Jesús María Claudia Zumaeta, cancelaron la actividad, porque su­puestamente no tenía autorización, lo que miembros del Consejo Directivo Nacional del Colegio de Enfermeros del Perú (CEP) rechaza­ron y aseguraron haber ejecutado los trámites correspondientes.

Liliana La Rosa Huer­tas decana nacional del CEP, calificó esta prohi­bición como una injusti­cia, “a pesar que incluso el propio Ejecutivo de­cidió denominar a los enfermeros: heroínas y héroes”, señaló.

“Hoy venimos a po­nernos de pie frente a ellos, y decirles gracias, por su vida, por vencer el miedo, y aún con miedo ir a atender a la gente a los hospitales, aún con miedo entrar a los UCI, ir a vacunar, ir a los centros de salud. Y con el mismo miedo regresaban a sus casas para evitar contagiar a sus familiares”, destacó La Rosa.

“Aun así se mantu­vieron firmes, porque eso es enfermería, quie­ro decirle a cada uno de los familiares de los caídos, gracias, por acompañar a nuestras colegas, por no olvidar­las jamás. Porque cada vez que demos la mano al pró­jimo, toda vez que entre­guemos nuestro conoci­miento para servir, cada uno de ellos renace, cada uno de ellos vive”, agregó la decana del CEP.

ENORME LEGADO

Alejandro Muñante Borda, hermano de la li­cenciada en enfermería Gina Muñante que falle­ció por Covid-19, quien trabajaba en un centro de salud de la avenida Fawcett dijo: “Estoy aquí para dar homenaje a los enfermeros que todos los días luchan contra la pandemia, muchos de ellos entregan su vida por vocación, por pasión con entrega y sacrificio”.

“No hay mayor muestra de amor al prójimo que el que puede tener el personal sanitario, que lucha para vencer a este virus. A mi familia le tocó también perder un ser querido. Para nosotros es muy triste saberlo pero al mismo tiempo nos llena de satisfacción saber que tenemos una heroína en la casa. Alguien que batalló, que no le importó sacrificarse”, afirmó.

Para Muñante Borda: “Hoy sus hijas no tienen a su madre pero sí a una heroína. Ese es el enorme legado que nos dejan los enfermeros. Estoy seguro que si mi hermana tuviera la posibilidad de volver a ser enfermera y salvar vi­das, lo haría de nuevo”.

ESTO ES INJUSTO

Rosa Moreno de Ar­mas llora indignada, fue esposa del licenciado en enfermería Carlos Armas Cáceda, quien trabajaba en el Hospital Hipólito Unanue de Lima en el área de infectología. “Él dijo, no voy a abandonar a los pacientes y luchó hasta el último. Desde el 4 de junio no lo vimos más, cuando murió el 29 de junio tampoco me dejaron verlo. Y ahora esto. Es injusto lo que nos hacen, nos impiden hacerle un homenaje a nuestros familiares”

ALGO MÁS

El Colegio de Enfermeros del Perú (CEP) organizó este homenaje como parte del programa de la conmemoración del mes de la Enfermería.