MARTÍN VIZCARRA HA SIDO EL “CABALLO DE TROYA” DE LA IZQUIERDA Y AGRUPACIONES ANTISISTEMA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Analista político, Fausto Salinas, advirtió también de lo peligrosa que se ha tornado la situación en el sur del Perú, con el control de estas regiones por las opciones antisistema, como Unión por el Perú, el Frente Amplio y otras agrupaciones radicales.   

RCR, 28 de enero de 2020.- La elección congresal complementaria ha servido para comprobar el papel del presidente Martín Vizcarra de “caballo de Troya” de la izquierda, y del ingreso al sistema político de agrupaciones políticas antisistema como Unión por el Perú y el Frente Popular Agrícola del Perú (FRFPAP), denunció el analista político, Fausto Salinas.

“Ha sucedido lo que muchos habíamos advertido, con ocasión de la disolución del Congreso. Y es el presidente (Martín) Vizcarra iba a cumplir el papel del caballo de Troya de la izquierda. Y, en efecto, creo que lo ha cumplido. Porque ha abierto las puertas para que ingresen a la política peruana el FREPAP y Unión por el Perú. Pero a mí me preocupa lo que trae Unión por el Perú. Ha traído a procesados por el ´Andahuaylazo´, a personas absolutamente antisistémicas”, subrayó.

Consideró que lo más cuestionable de Unión por el Perú no es papel del minúsculo sector de etnocaceristas que quieren llegar al poder con una visión muy particular de la realidad peruana, “sino el papel cómplice y valedor que tienen personajes como Virgilio Acuña, con la plata del hermano, para financiar estas actividades, con el propósito de exportar algunas candidaturas presidenciales”.

Tras indicar que mientras el Frente Amplio ha tenido una representación muy similar al Congreso anterior, y que Juntos por el Perú de Verónika Mendoza “se ha encogido políticamente”, advirtió que “han llegado a la política los señores de Unión por el Perú con personajes realmente antisociales”.

“Y si a esto le sumamos los otros sectores de izquierda, diseminados en diversas fuerzas políticas, la segunda constante que se puede deducir es que, lamentablemente, el presidente Vizcarra ha cumplido el objetivo de abrirle las puertas políticas, no a una izquierda más democrática, que conversa con el mercado, con la sociedad, sino con agrupaciones autoritarias”, enfatizó.

En ese contexto, el jurista indicó que el principal problema es que del país tiene un serio problema estructural de corrupción “que no lo vamos a enfrentar disolviendo el Congreso o atacando a una fuerza política”.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Salinas advirtió también de lo peligrosa que se ha tornado la situación en el sur del Perú, con el control de estas regiones por las opciones antisistema, como Unión por el Perú, el Frente Amplio y otras agrupaciones radicales.

“Entonces, hemos abierto la puerta para el ingreso, por la puerta grande, del antisistema del señor Antauro (Humala) a la política”, anotó.

Refirió que a este sombrío panorama se agrega que la izquierda y su vocación de división contribuye a que no pueda ser una alternativa de gobierno, ya que, por lo menos, está fragmentada en cuatro partes: Unión por el Perú, el Frente Amplio, Juntos por el Perú y Democracia Directa.