En Vivo

MARCOS IBAZETA: “CRISIS POLÍTICA ESTÁ GENERANDO QUE LA POBLACIÓN PIENSE QUE UN GOLPE DE ESTADO ES LA SOLUCIÓN”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Analista político también consideró que los proyectos del Ejecutivo enviados al Congreso son “muy generales y vagos”.

RCR, 20 de septiembre 2018.- La clase política debe entender que la coyuntura de crisis que vive el país está generando graves consecuencias en el pensamiento de la población, que ahora considera que un golpe de Estado es la solución más viable para los problemas que afronta el Perú, advirtió el analista político, Marcos Ibazeta.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Ibazeta lamentó que esta confrontación de poderes entre el Ejecutivo y el Congreso se haya consumado en medio de un escenario de corrupción que alcanza a todos los grupos políticos y que genera una desconfianza y un descontento de la población que ahora cree que ideas golpistas no serían un mal camino a seguir.

“El golpismo está pareciéndonos algo natural, una solución viable, y nadie está predicando sobre la defensa del sistema democrático o la democracia institucionalidad. En este ganar o perder que se está jugando la clase política, todos vamos a salir perdiendo sino empezamos a establecer mecanismos de diálogo y seguimos con estos pensamientos radicales”, refirió.

De igual forma, Ibazeta cuestionó que no haya existido un acuerdo de principios entre el gobierno y el Parlamento en torno a los proyectos de reforma constitucional que planteó el Ejecutivo hace más de un mes. También añadió que estas iniciativas son “muy generales”.

“Los proyectos que han enviado al Congreso son muy generales y vagos. En realidad, no estamos cambiando nada, se está tratando de recomponer una institución (CNM) con las mismas reglas de juego. Yo creo que estos proyectos deben desarrollarse legislativamente y tienen que ir de la mano con la reforma de la ley orgánica del Poder Judicial y del Ministerio Público”, agregó.

Finalmente, Ibazeta dijo no creer que exista la voluntad política para establecer un clima de diálogo donde, finalmente, todos los grupos políticos se pongan de acuerdo en una agenda nacional que priorice las demandas que exige la población.

“Yo creo que ambas partes (Ejecutivo y Congreso) no tienen deseo de negociar. Desde que se estableció esta pelea entre dos bandos en el Ministerio Público, dos sectores de la política se han encargado de mandarse dardos y tratar de molestar al rival. Es un enfrentamiento donde uno de los dos tiene que salir perdiendo. Lamentablemente, al final salimos perdiendo todos”, sentenció.