MANCOMUNIDAD REGIONAL AMAZÓNICA RECHAZA ACUERDO DE ESCAZÚ POR ATENTAR CONTRA SOBERANÍA DEL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 08 de agosto de 2020.- El doctor Luis Hidalgo Okimura, presidente de la Mancomunidad Regional Amazónica y gobernador regional de Madre de Dios y el profesor Elisbán Ochoa Sosa, gobernador regional de Loreto, invocaron al Congreso de la República a no ratificar el Acuerdo de Escazú, al considerar que atenta contra la soberanía del Perú sobre sus territorios y el desarrollo económico del país.

“Hacemos un llamado a nuestros congresistas y a todos los congresistas del país de que este tratado es atentatorio contra el desarrollo social y económico de nuestra región y por lo tanto no tiene que ser aprobado. Cuando el pleno así lo indique, el gobierno central tendría que retirar el proyecto, porque se corre el riesgo que, si solo se archiva, cualquier otro congreso, en función de otros intereses, puede desarchivar ese proyecto y ponerlo en consideración nuevamente”, enfatizaron a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Hidalgo Okimura dijo que “hemos emitido un pronunciamiento por parte de la mancomunidad regional de la Amazonía, integrada por los gobiernos de Amazonas, Huánuco, Loreto, San Martín, Ucayali y Madre de Dios, porque no solo se trata de la Amazonía, sino de todo el país”. “El Acuerdo de Escazú habla del acceso de la información sobre medio ambiente. En nuestro país ya existen abundantes leyes que tratan de estos puntos y el Ministerio de Ambiente ha dado una serie de dispositivos legales que facilitan estos temas”, indicó.

Observó que el artículo 19 del Acuerdo de Escazú es cuestionable. “Cualquier problema que se tenga en nuestro país, donde no se está de acuerdo, acepta considerar obligatorio uno de los dos medios de solución a cualquier controversia. Este tema es el sometimiento de cualquier controversia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, un organismo extranacional. Y segundo, el arbitraje de conformidad con los procedimientos que la conferencia de las partes establezca. En este acuerdo se estaría sometiendo nuestra jurisprudencia y soberanía, porque nosotros como país tenemos todo el derecho de legislar en lo que es nuestro”, afirmó.

Manifestó que “si revisamos los países que han ratificado esta declaratoria vemos que están Antigua y Barbudas, pequeñas islas que no tienen bosques, Bolivia, Ecuador, Guyana, Nicaragua, Panamá, San Vicente y Las Granadinas y Uruguay. Países de importancia como Chile y Costa Rica no la han firmado”. “Cuando se preguntó a la presidente COP 25, Carolina Schmidt, ministra del Medio Ambiente de Chile, ella afirmó que la firma del Acuerdo de Escazú pone en riesgo de internacionalizar conflictos que son internos”, comentó.

Oposición tajante a tratado

Por su parte, Ochoa Sosa, afirmó que “nosotros nos oponemos tajantemente, porque consideramos que es atentatorio contra el desarrollo social, económico y ambiental de la región y del país”. “No es posible que esto afecte a la soberanía, a la política y a la economía del país, y en particular a la vasta región amazónica”, remarcó.

“No es posible que entreguemos la posibilidad de un diferendo a organismos supranacionales, que en muchos casos están manejados por intereses económicos y políticos de terceras potencias, que tienen intereses en producción maderera como Estados Unidos y Canadá y otros países que ven con temor de que en la región amazónica podamos impulsar la producción maderera de manera racional y sostenible”, subrayó.

Añadió que “otro tema que nos parece complicado es que cualquier proyecto, ya sea inversión nacional o extranjera, si a cualquier ciudadano del mundo se le ocurre decir que es atentatorio contra nuestro medio ambiente, definitivamente se paraliza y esto puede terminar fracasando y la población es la perjudicada”.

“Es atentatorio en la parte económica, soberanía y en la intromisión política, por lo tanto Loreto ya tiene un consenso unánime en rechazar este acuerdo y vamos a ir hasta el final, haciendo un llamado a nuestros congresistas que la pelota la tienen en su cancha pero tienen que entender que hoy se trata de estar unidos para defender lo nuestro”, recalcó.

A su turno, Hidalgo Okimura declaró que “nuestras Fuerzas Armadas tienen que pronunciarse sobre este tema, porque juegan un papel importantísimo en nuestro país”. “También tienen que pronunciarse nuestros congresistas, al igual el propio Ministerio de Ambiente, que fue el responsable directo de la firma de este tratado de Escazú por medidas que nunca explicaron al país, y uno de los fundamentos es la transparencia de la información del medio ambiente y ellos jamás fueron transparentes con el pueblo del Perú. Todas las partes deben pronunciarse sobre este tema, que sería un freno en el desarrollo de los proyectos más importantes que la Amazonía necesita”, aseveró.

Ochoa Sosa expresó que “los congresistas no han dicho nada al respecto y el acuerdo que tenemos acá en la Amazonía es viajar a la capital”. “Vamos a conversar y pedir una entrevista con representantes del Congreso, para sostener nuestra posición de rechazo a este acuerdo. Este tema no solo es de la Amazonía sino del Perú entero, porque EN cualquier parte del Perú puede haber inversión y si alguien considera que eso es atentatorio puede paralizar y si no hay acuerdo puede pasar a una instancia supranacional y eso atentaría contra la posibilidad de desarrollarnos en la región”, anotó.