Luis Raygada: supuestos fondos provenientes de Barata habrían sido pagos paulatinos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Exembajador nacionalista criticó actitud “infantil” de Verónika Mendoza de querer negar lo cierto.

RCR, 1 de marzo 2017.- Con profunda desilusión el exembajador del Perú en Venezuela, Luis Raygada, calificó los hechos materia de investigación por la presunta entrega de dinero proveniente de la empresa Odebrecht a la pareja Humala-Heredia con fines aún no esclarecidos.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, Raygada, añadió que la desilusión también caló en la interna de las bases militantes del Partido Nacionalista Peruano (PNP) de lo que pudiera haber sido el ingreso de dinero de origen “no muy santo” a las arcas del partido.

Sin embargo, al ser consultado sobre la sospecha de la proveniencia del dinero, Raygada dijo que los fondos que supuestamente provendrían del señor Barata no fueron desembolsados una sola vez, aparentemente fueron pagos paulatinos.

Raygada Souza-Ferreyra, sostuvo que el manejo de las finanzas del PNP fue de manera exclusiva de la expareja presidencial y de Ilán Heredia (Hermano de Nadine) quien fue tesorero del partido.

“El manejo de las finanzas del Partido Nacionalista Peruano siempre fue una labor exclusiva que hacía tanto el presidente del partido, en este caso el expresidente de la República (Ollanta Humala) y su señora esposa Nadine; Ilan (Heredia) era el tesorero del partido y quien por instrucciones directas de la alta dirección del partido el único en poder manejar estos fondos”.

Con relación a la cercanía de Verónika Mendoza al círculo más íntimo de la pareja Humala-Heredia, el ingeniero Raygada calificó de “infantil” la actitud de Mendoza por intentar negar la verdad de sus vínculos.

“Yo no tengo absolutamente nada en contra de la señora Mendoza, lo que yo objeto es una actitud casi infantil de querer negar lo que realmente es cierto; ella sí efectivamente tuvo una relación muy cercana con la señora Nadine Heredia, trabajaron brazo a brazo juntas todo el tiempo, que yo por lo menos aprecié durante el tiempo que estuve trabajando con ellas en temas políticos y eso es innegable” remarcó.

Mea culpa

De otro lado, el exembajador peruano en el hermano país llanero de Venezuela, hizo un “mea culpa” asumiendo su responsabilidad como militante del partido en aquel momento por no haber sido más enérgicos en relación a la fiscalización de los fondos del partido, además de aceptar su cercanía con la expareja presidencial y haber tenido participación directa en la dirigencia del PNP en Venezuela.

“Este manejo muy celoso de las finanzas del partido a pesar que los militantes más de una vez pedíamos explicaciones, probablemente sea el mayor mea culpa que podríamos nosotros como partido expresar; haber pertenecido al Partido Nacionalista y haber pertenecido al entorno de la dirigencia (Ollanta Humala y Nadine Heredia) “no tiene nada de malo, es simplemente asumir las consecuencias de cosas que han sucedido y en eso me incluyo, yo también he tenido una relación muy cercana en el partido, he tenido una participación de dirigencia en Venezuela, tengo ideas propias respecto al caso y asumo frente a toda la sociedad y a todos los ciudadanos mi posición”, aclaró Raygada.

Estrategia de Nadine para dejar sin efecto las agendas

Para el ingeniero Luis Raygada, el tema de la estrategia legal de Nadine Heredia de desvirtuar las pruebas con argucias legales no lo es todo, sino, que todo esto ha dañado la moral de los peruanos, atentando contra instituciones, empresas, profesionales, y toda la clase política de nuestra país.

“Yo creo que hay una estrategia legal que no solamente se está siguiendo en este caso tratando de desvirtuar ciertas pruebas por un tema de tecnicismos legales. Este problema va más allá de lo legal, también atañe lo moral y lo ético; me siento profundamente triste porque veo que nuestra sociedad está enferma, los gremios, los empresarios, el periodismo; hay mucha gente que debió haber gritado antes ante las cosas tan evidentes que estaban sucediendo y no lo hicimos, y esa enfermedad en nuestra sociedad está reflejada en una clase política que está bastante desprestigiada en la cual los peruanos estamos bastante molestos y esta posición pusilánime que tenemos hoy de no ir a gritar más fuerte, hace que esto pueda convertirse en algo peor que nadie quisiera” sostuvo.

“Por lo tanto, mi impresión es que más allá del tema legal aquí está en juego un tema político, un tema social, que debemos los peruanos cuidar muchísimo en cara que en el 2021 tendremos nuestro bicentenario y para entonces quisiéramos llegar como un país liberado de este tipo de lastre” precisó.