En Vivo

LUDIMATIZANDO, UN MÉTODO QUE ENSEÑA MATEMÁTICAS CON JUEGOS Y TERNURA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina

«El juego vuelve real las matemáticas y lo hace indispensable para la vida»
Un tablero multiuso, una cajita para formular y resolver problemas, y una ruleta fraccionaria son algunos de los juegos didácticos que han transformado el tormentoso aprendizaje de las matemáticas en una experiencia placentera para escolares de educación primaria y también sus padres.

«Ludimatizando» es el nombre de esta propuesta pedagógica que acerca las matemáticas de forma amigable a escolares de primero a sexto grado de primaria, a fin de convertir este curso en una oportunidad de razonamiento y crecimiento emocional.

Susana Zabarburu Villacrez, docente del nivel de primaria en una escuela pública y coautora de este modelo educativo, vio una oportunidad de innovar la enseñanza ante el aumento de casos de niños y niñas a los cuales les costaba aprender este curso y la frustración que generaba este problema en sus padres.

“El maestro no sabe llegar a sus alumnos. La mayoría no comprende la abstracción de las matemáticas ni su exactitud. Por eso aterricé la enseñanza al mundo de los niños y niñas. El juego vuelve real las matemáticas y lo hace indispensable para la vida”, comentó a la Agencia Andina.

Juegos de matemáticas
Esta nueva visión se materializa en juegos como el tablero multiuso, donde chicos y chicas aprendan a conocer desde lo más básico del curso hasta lo más complejo como la raíz cuadrada, potenciación y operaciones combinadas de álgebra.

La tabla de multiplicar es otro de los juegos educativos y está diseñada para que los escolares, con simple razonamiento, realicen esta operación sin necesidad de repetir números unidos por un adverbio y sus resultados.

La ruleta de las fracciones y porcentajes ayuda a niños y niñas de 6 a 12 años a conocer que la unidad tiene diferentes partes, y la cajita ludimatic los motiva a formular y resolver problemas que pueden ser difíciles para ellos.

El kit multiusos es otra herramienta educativa, útil para que los pequeños entre los 6 y 7 años formulen y resuelvan problemas matemáticos. Su elaboración está de acuerdo con el Diseño Curricular Nacional del Ministerio de Educación.

Gracias al uso integral de estas propuestas educativas, la institución educativa Virgen Asunta, en Chachapoyas, donde Zabarburu Villacrez trabajó como maestra, logró el 100% de los aprendizajes y destacó en la Evaluación Censal en el 2014. Ese mismo año, obtuvo la Mención Honrosa en Buenas Prácticas Docentes. Un año antes fue finalista del concurso el Maestro que deja Huella.

Hoy como docente de la IE 7003 Manuel Fernando Bonilla desde el 2015, revela que ludimatizando también logra el desarrollo emocional de los alumnos pues aprenden a ser capaces de resolver problemas concretos de su vida cotidiana superando la intolerancia y la frustración.

Padres de familia comprometidos

Este método educativo innovador, incluye una capacitación a los padres de familia para que se conviertan en guías y acompañantes de sus hijos pues muchas veces son ellos los que les enseñan temer las matemáticas.

“Los papás aprenden a ser amigos de sus hijos, a tener empatía con ellos, a avanzar con ellos. Cambiamos la vida de la familia. Estamos cambiando la matemática de la tiza y la pizarra, del plumón y la pizarra acrílica para acercarla a la vida cotidiana», afirma la profesora.

Niños y niñas con problemas de autismo o asperger, fronterizos, Síndrome de Down, TDAH pueden desarrollar habilidades matemáticas a través del juego y la ternura. Ludimatizando ha sido creado y validado en niños y niñas de 6 a 12 años con diferentes ritmos y estilos de aprendizajes, refirió.