LOS OPERADORES DE COMERCIO EXTERIOR SEGUIMOS DANDO SOPORTE AL COMERCIO NACIONAL E INTERNACIONAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: ASPPOR

Nuestra prioridad es asegurar la cadena de suministro para la población y las empresas peruanas.

En vista de la ampliación del período de cuarentena nacional dispuesta por el gobierno del Perú hasta el próximo 12 de abril, los Operadores Comercio Exterior, reunidos en la Asociación Peruana de Operadores Portuarios (ASPPOR), dejamos constancia de nuestro esfuerzo para dar continuidad a las operaciones del sector, asegurando la cadena de suministros y cumpliendo lo dispuesto por la ley, aún en medio de serias limitaciones, propias de la coyuntura actual. 

Aseguramiento del suministro

Los asociados a ASPPOR continuamos trabajando para asegurar la cadena de suministro y la distribución interna, con la mínima cantidad de personal presencial.  Para lograrlo, utilizamos los mecanismos permitidos por el trabajo remoto.  Contamos para esto con la estrecha coordinación y el apoyo de las autoridades civiles y militares involucradas, los cuales agradecemos. 

La salud como prioridad en nuestras operaciones.

Los operadores portuarios venimos actuando desde diferentes frentes para proteger la salud de nuestros colaboradores, usuarios y proveedores a través de diversas medidas de seguridad como la utilización de mascarillas, guantes, puntos de profilaxis, sensibilizaciones, reducción en el aforo y extremas medidas de higiene y limpieza.

Procesos menos presenciales y más simples.

En este sentido, contamos y también venimos implementando procesos digitalizados que disminuyan los procesos presenciales.  En esa línea, nos comprometemos a priorizar la simplificación de procesos dentro de los marcos de seguridad necesarios para nuestras actividades, utilizando las herramientas tecnológicas que nos permitan la facilitación de los trámites que correspondan.

Compromiso con el comercio exterior y la población.

Finalmente, reafirmamos nuestro compromiso de mantener la continuidad de nuestras operaciones,  a pesar de los altos costos que debemos asumir en estas circunstancias, para garantizar los niveles de eficiencia necesarios de forma que el comercio exterior peruano y el trabajo de miles de personas tengan la menor afectación posibles y no se paralicen.