En Vivo

LIBRO “LAMBRAMA, MIRADAS DE NOSTALGIAS” ES UN HOMENAJE A 182 ANIVERSARIO DEL DISTRITO DE LAMBRAMA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 29 de Noviembre 2021 .- Efraín Gómez Pereyra, periodista y escritor abancaíno, presentó hace unos días y como parte de las celebraciones por el 182 aniversario del distrito de Lambrama, en Abancay, Apurímac, el libro “Lambrama, miradas de nostalgias”, donde rescata estampas del pasado de su tierra natal con una mirada hacia el futuro.

“Es una idea que se plasma en un libro de 200 páginas, a raíz de artículos que se emplean semanalmente en el diario Pregón de Abancay. Son artículos ligados a poner en relieve, la importancia de la tradición de la cultura y costumbres de un pueblo como Lambrama, que tiene una riqueza en música, danza y personajes e historia. Es tratar de levantar esta riqueza cultural y hay textos bien lambraminos”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Destacó que la portada del libro es la foto añeja de una escalera de piedra, que ahora es de concreto armado. “Es una visión importante en la geografía del pueblo. A una cuadra de la plaza también hay un riachuelo de agua permanente que ha servido al pueblo de recurso hídrico, antes que haya agua potable. Estas cosas son interesantes, para que sea un lugar de visita”, expresó.

“Es mirar un poquito hacia atrás, reconocer la importancia que tiene todo lo que existe en los pueblos de los andes, para proyectarla en Lambrama en su riqueza cultural. En Lambrama hay una actividad campesina, donde la gente va en parejas con su chaquitaclla, para sembrar la tierra, pero esto va desapareciendo, porque los jóvenes que regresan a Lima tienen una visión distinta”, afirmó.

Señaló que hay dos visiones del origen del nombre de Lambrama. “Una es ranrama, que es canto rodado de piedras pequeñas que había en el valle, pero también hay la preminencia de un árbol del aliso, que acá llamamos lambra, que tiene una existencia visible en la zona por ser cortaviento, avispero, donde los chiguacos hacen su fiesta y ese puede ser el origen de Lambrama”, observó.

“A mí me ha sorprendido que Lambrama me haya escogido como hijo predilecto, silenciosamente siempre hago actividad social para mi pueblo, caso específico para el campanero de mi pueblo, lo hemos llevado de Abancay a Lambrama, que tiene una iglesia colonial de cal y canto. Este señor que era campanero su toque era una impresionante versión de polifonía. Este señor también ha recibido su medalla de hijo predilecto y es un ejemplo que los pueblos pequeños tienen personajes grandes”, apuntó.

Recordó que su anterior libro “Mavia, mi bálsamo” fue un testimonio especial en su vida. “Me ha sacado más canas, es un testimonio de los últimos tres años de mi esposa, a quien acompañe en cuerpo y alma. Es un testimonio, que no es un tratado científico, sino que es un testimonio para que alguien que atraviesen esta situación de tener un paciente de cáncer en casa sepan que hacer y responder. Cuando presente el libro en Abancay, muchas personas tenían lagrimas en los ojos”, subrayó.

Ver entrevista …..