LEY QUE DECLARA EN EMERGENCIA FISCALÍA DE LA NACIÓN ES “INSUFICIENTE” Y GENERA DUDAS, POR VACÍOS CONSTITUCIONALES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Exministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, manifestó también “haber quedado sorprendido” por las recientes expresiones del presidente, Martín Vizcarra, de desacuerdo con que la compañía Odebrecht siga operando y contratando, como parte del Acuerdo de Colaboración por el caso de corrupción Lava Jato.

RCR, 3 de enero 2018.- El proyecto de ley del Poder Ejecutivo que declara en emergencia el Ministerio Público es “insuficiente” y genera dudas, por sus vacíos constitucionales y legales, advirtió el exministro de Justicia, Gustavo Adrianzén.   

“El proyecto de Ley, en los términos en que los he conocido me generan dudas. ¿Es probable que mediante una ley ordinaria intervengamos una institución que tiene como norma fundamental una ley orgánica, y que tenga como base y origen el texto constitucional?”, subrayó.      

En ese sentido, se preguntó cómo se podrían defenestrar a cinco fiscales supremos sin seguir lo que el texto constitucional ordena: que sean removidos por la Junta de Fiscales Supremos o por el entonces Consejo Nacional de la Magistratura, hoy Junta Nacional de Justicia.

“Esto podría, promover, en adelante, acciones (legales) generadas por los fiscales supremos (destituidos) y que se disponga la reposición en sus cargos”, anotó.

Advirtió por ello del riesgo de buscar una salida mediante una norma puede significar un intervencionismo, a todas luces inconstitucional y con consecuencias, por parte de quienes resulten afectados, es decir, los fiscales supremos. 

Señaló entonces ser partidario de una solución interna a la crisis de representatividad que atraviesa actualmente la Fiscalía de la Nación, en lugar de acciones externas como la del proyecto de ley del Poder Ejecutivo que declara en emergencia dicha institución.

“Soy de la idea de que este tipo de soluciones sean corregidas por las propias entidades. Me gustaría una fórmula de solución que pase por la Junta Nacional de Fiscales. Es decir, los cinco fiscales supremos, incluido Chávarry, deberían reunirse en Junta, y estos decidir la salida o aceptar la renuncia de Chávarry, y elegir el sucesor”, puntualizó.

En todo caso, indicó ser realista y si la solución no puede darse desde el interior de la misma institución, entonces “es imprescindible que se tome una decisión desde fuera que promueva este cambio”.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Adrianzén manifestó también “haber quedado sorprendido” por las recientes expresiones del presidente, Martín Vizcarra, de desacuerdo con que la compañía Odebrecht siga operando y contratando, como parte del Acuerdo de Colaboración por el caso de corrupción Lava Jato.

“(Esas expresiones) iban directamente en contra de su procurador ad hoc y del equipo fiscal Lava Jato y de Odebrecht. Yo señalé que el ejercicio de colaboración eficaz tiene costos…  Y son costos que uno tiene que aceptar, en el proceso de negociación que existe cuando en este tipo de acuerdos se suscribe. ¿A cambio de qué? A cambio de conocer la verdad”, apuntó.

A Pedro Chávarry no le queda otra que retirarse 

De otro lado, calificó también de errático y dubitativo al Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, de quien dijo que no le queda otro camino que dar un paso al costado y retirarse.

“Tenemos un Fiscal de la Nación dubitativo y vacilante que da marchas y contramarchas. Y de este proceso muestra, sin duda alguna, una incapacidad para permanecer más tiempo en el cargo. Lo único que le queda hacer al Fiscal de la Nación es dar un paso al costado y retirarse”, enfatizó.

El exprocurador del Estado dijo que a ello se agrega que acaba de perder el apoyo político, que si bien no era expreso, se dejaba ver de parte de Fuerza Popular y el Partido Aprista. “Estas dos organizaciones políticas han sido absolutamente claras, ayer, retirándoles el apoyo político que le habían venido brindando”, aseveró.       

En este contento, refirió que Chávarry enfrenta una situación sumamente compleja: por un lado, su inminente salida del Ministerio Público; y, por otro lado, hacerse cargo de las acusaciones que sobre él se ciernen en la subcomisión de acusaciones constitucionales.

“Ha perdido legitimidad, al interior de su propia institución, donde sus dos colegas: por un lado (Pablo) Sánchez, y por otro, (Zoraida) Ávalos, le hacen saber la necesidad existente de que renuncie”, remarcó.                  

Escuchar entrevista…