Ley del IGV Justo: Mañana entra en vigencia y beneficiará a más de un millón de Mypes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina

Lima, feb. 28. El Ministerio de la Producción (Produce) señaló que la ley del IGV Justo, que entrará en vigencia desde el 1 de marzo, beneficiará a 1 millón 27 mil micro y pequeñas empresas (Mype) del país, que representan al 61% del total de empresas de este tamaño.

Esta norma permitirá a las Mype prorrogar el pago del IGV (Impuesto General a las Ventas) hasta 90 días después de emitidas sus facturas, y se aplicará solo a empresas que facturen menos de 1.700 Unidades Impositivas Tributarias (UIT) al año.
El viceministro de Mype e Industria, Juan Carlos Mathews, indicó que esta ley contribuirá a resolver el problema que tienen las mypes cuando destinan parte de su capital para pagar sus impuestos o peor aún: recurren a préstamos financieros con altos intereses. 
“Será un beneficio en las finanzas para las mypes que, por lo general, venden a crédito y utilizan el dinero de su capital de trabajo para pagar sus impuestos o incluso solicitan un préstamo a una entidad privada para cumplir con sus obligaciones”, afirmó.
Adicionalmente, sostuvo que contribuirá a que las mypes declaren la totalidad de sus ventas. “Antes las mypes declaraban solo parte de sus ventas porque no tenían dinero para pagar inmediatamente sus impuestos, pero ahora que tienen 90 días para hacerlo esto se podría reducir”, precisó.
Finalmente, Mathews refirió que las mypes interesadas en este beneficio deberán marcar la opción de prorrogar el pago en la respectiva declaración jurada mensual.     
La ley 30524, conocida como ley del IGV Justo, fue promulgada por el Ejecutivo en la segunda semana de diciembre del 2016 y el 16 de febrero se publicaron sus normas reglamentarias.
La medida permitirá a las empresas contar con capital de trabajo mientras esperan el pago de sus facturas y alentará a que las mypes declaren la totalidad de sus ventas y apuesten por la formalidad, subrayó.