LEGADO ADMITE QUE EVALÚA EL ALQUILER DEL ESTADIO ATLÉTICO PARA EL FÚTBOL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : elpoli.pe

Hasta ahora, la posibilidad de alquilar el Estadio Atlético de la Videna para los partidos de fútbol de la Liga 1 se había sustentado en rumores. La propia Federación Peruana de Atletismo (FDPA) lo reconoció en un comunicado emitido días atrás. Ni el Proyecto Especial Legado Lima 2019, ni la Federación Peruana de Fútbol (FPF), los directamente involucrados y con poder de decisión en este tema particular, se habían pronunciado al respecto. Hasta ahora.

Alberto Valenzuela, director ejecutivo de Legado, se ha referido a este tema que ya ha generado múltiples reacciones e incluso pronunciamientos oficiales de las entidades sudamericanas, panamericanas e iberoamericanas del atletismo. Todas en contra de que el Estadio Atlético de Lima se alquile para la realización de otro deporte.

El arrendamiento sí es una posibilidad, pero dependerá de las condiciones que en esta entrevista explica el jefe de Legado, entidad que actualmente administra las sedes que se construyeron para los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019.

¿Ha habido un interés de la FPF en alquilar el estadio atlético de la Videna?

Sí, la semana pasada nos llegó una carta mostrando el interés de poder utilizar el estadio atlético por cuatro fechas al mes para la Liga 1 del fútbol profesional (NR. El torneo empezará el viernes 7 de agosto). Lo estamos evaluando técnicamente. No hay forma de que esto se pueda dar si no se cumplen dos condiciones: que no se interrumpan las actividades del alto rendimiento y tampoco se afecten los campos deportivos. Por eso hemos empezado a consultar desde la semana pasada a los proveedores de ambos recintos para tener la certeza de cuál es la afectación, cuáles son las medidas de contingencia y si se pone en riesgo o no el equipamiento y las instalaciones.

¿Cuándo se habla de evaluación técnica se refiere solo a estos dos aspectos?

Que no se interrumpa el cronograma de entrenamientos, competencias y controles que tengan; ni que la infraestructura y el equipamiento se pongan en riesgo, ni se vean afectados.

¿Como Legado ha habido algún aviso o solicitud de opinión a la federación de atletismo?

No, porque tenemos que evaluar primero. Lo que sí hemos pedido es el cronograma de sus actividades en lo que resta del año, todavía no nos lo alcanzan. Imagino que, en los próximos días, si es que aún no lo han enviado, lo van a enviar y eso servirá para podernos sentar y ver qué posibilidades hay de hacer que dos deportes federados puedan convivir en un mismo recinto que tiene dos campos deportivos.

Se entiende, entonces, que Legado sí estaría dispuesto a alquilar el estadio atlético para los partidos de fútbol

Nosotros tenemos esta iniciativa que nos ha alcanzado la FPF y tenemos un proceso de evaluación técnica. Obviamente se necesitan protocolos o modelos que se tendrían que trabajar con ambas federaciones, pero antes de eso tenemos que evaluar técnicamente cuál es la capacidad de la infraestructura y el cronograma de actividades que tiene la federación de atletismo. Es un tema de coordinación, jamás de imposición.

¿Qué pasaría si hay cruce de calendarios? ¿Se priorizaría uno de los dos deportes?

Lo que priorizamos nosotros es el desempeño del alto rendimiento, eso es lo que está por delante. Creo que podemos lograr los mejores protocolos para que esta convivencia sea una realidad y si técnicamente no son compatibles, se tomará la decisión de que no va y se buscará cómo aprovechar mejor la infraestructura deportiva pública. No olvidemos que estamos en una coyuntura excepcional que restringe los viajes, por lo que no se pueden jugar los partidos en regiones y eso podría hacer fracasar o truncar la Liga 1 del fútbol. Es por eso que la FPF ha alcanzado su interés de integrar uno de los campos deportivos de atletismo.

¿Qué es el alto rendimiento para Legado?

Alto rendimiento y atletas de alto rendimiento son todos los que se encuentran en el sistema deportivo y que están acreditados por el IPD. En el objetivo de Legado son el centro de la estrategia de desarrollo de la infraestructura y el equipamiento que está en buenas condiciones y en mantenimiento permanente.

¿Se han puesto un tiempo límite para analizar la oferta de la FPF?

No tenemos límites, lo que sí tenemos es una coyuntura de COVID-19 que amenaza la realización de un campeonato de fútbol profesional y nosotros estamos tomando el tiempo necesario para hacer la evaluación y las coordinaciones con todos los actores. Estamos esperando el calendario deportivo y si es que no hay, iremos acomodándonos. Lo que tenemos que hacer es tender puentes, dialogar y coordinar.

¿En caso se dé el alquiler, por cuánto tiempo sería?

No te puedo decir hasta cuándo es porque estamos evaluándolo. Primero tenemos que recibir la programación de ambas federaciones, ver qué flexibilidad existe y evaluarlo para hacer las coordinaciones. En tanto no se dé la respuesta técnica de las instalaciones y equipamiento no podemos hablar de plazos. Lo que sí tengo claro es que esto es temporal a raíz de la coyuntura del COVID-19. Los peruanos tenemos que saber que el COVID-19 ha cambiado nuestro contexto y tenemos que cooperar más, coordinar y entendernos. Hoy tenemos que ser mucho más conciliadores.

¿Qué otros planes de rentabilización hay para las demás sedes que quedaron como legado de Lima 2019?

No estamos hablando de plata, estamos hablando de la reactivación del deporte. Ese es el objetivo. Aquí no se trata de alquilarlo (el estadio atlético) para un circo como se alquiló en el pasado, o algunos espacios de la Videna que fueron utilizados para otros fines. Aquí se trata de la reactivación del deporte federado en aras de la estrategia de reactivación del deporte que ha decretado el Gobierno peruano. No se trata de rentabilización, la capitalización del Legado de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos está en función a todos los avances que estamos consiguiendo. El llegar a un año con sedes activas, que vienen operando a pesar de la pandemia y gracias al esfuerzo de los atletas de alto rendimiento y sus federaciones, ya es una diferencia abismal respecto a las realidades de otros Juegos Olímpicos o Panamericanos que se han desarrollado en el pasado.