LAS REFORMAS CONSTITUCIONALES DEBEN SER DISCUTIDAS POR ESPECIALISTAS Y POLÍTICOS CAPACITADOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 24 de Noviembre 2020 .- Óscar Mendoza Vargas, decano del Colegio de Economistas de Cajamarca y expresidente de la Cámara de Comercio y Producción de esa región, señaló que las reformas constitucionales deben ser discutidas por especialistas y políticos capacitados. También dijo que Cajamarca no va a lograr la recuperación económica que se esperaba, debido a la extensión de la cuarentena y a la crisis política.

“El ruido va en dirección a hacer cambios drásticos en el sistema económico tan apresurados y por una institución que no tiene ningún prestigio ganado en estos últimos años. Hay temas importantes que se tienen que discutir con capacidad técnica suficiente y que además los congresistas deberían poder interpretar los cambios que se pueden introducir en el sistema”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Por ejemplo, el sistema de pensiones en el que muchos actores coinciden que se tiene que reformar, la forma y el detalle técnico la vienen proponiendo especialistas desde el 2008 para mejorar la competitividad. Si el liderazgo va a ser tomado por personas que no tienen ninguna reflexión sobre los incentivos que se introducen en ese mercado ya es complicado”, agregó.

Señaló que “las reformas se tienen que hacer, pero las discusiones técnicas tienen que ser lideradas por especialistas”. “Lamentablemente, si uno ve las capacidades educativas que tienen los congresistas en este instante no los hace competentes para esa discusión. Nuestro país elige autoridades sin exigir mínimos requisitos de meritocracia y estas son las consecuencias que hemos tenido y que se van a seguir agravando en el tiempo, porque no se han producido las reformas en el sistema político para elegir mejores candidatos”, indicó.

“Algunas de estas reformas constitucionales se pueden implementar a través de leyes generales y leyes marcos, que faciliten las condiciones para que la clase media, que se ha visto impactada en el país por la pandemia, se consolide y tenga posibilidades de recuperarse en el más corto plazo posible”, precisó.

Comentó que “las reformas constitucionales que debió encararlas el Congreso con responsabilidad, no lo hizo y hemos perdido tiempo para que puedan ser discutidas”. “Debe haber cambios importantes en el marco constitucional que refuercen el sistema económico, pero que también generen mejores condiciones para la actuación del gobierno como complemento al sector privado. El régimen económico ha facilitado el crecimiento en beneficio de los más pobres del país”, afirmó.

“Lo que necesitamos es resolver temas importantes. Por ejemplo, el sistema educativo necesita una reforma importante y profunda, las brechas de desigualdad se siguen incrementando entre la ciudad y el campo, entre la Costa y la Sierra. El sistema de seguridad social también es importante, el sistema laboral debería incorporar criterios de mayor flexibilidad para aprovechar estos beneficios del crecimiento, el sistema redistributivo también se debe discutir porque no está funcionando, porque los gobiernos regionales han sido un fracaso, todo eso se tiene que discutir”, aseveró.

Perdida de predictibilidad

Mendoza enfatizó que “el país ha perdido predictibilidad en el tema de la pandemia, los movimientos sociales no solo se producen en el Perú, hay una generación de salida que tiene un conjunto de valores y un modo de organización diferente, hay una generación más moderna que tiene otros códigos de comunicación”. “Esta generación es una corriente diferente y lo hemos visto en Chile con el movimiento juvenil alrededor del sistema de pensiones y lo hemos visto aquí con un rechazo al autoritarismo del Congreso. Esta generación valora más su libertad”, indicó.

Respecto al pedido de un cambio en la Constitución, comentó que “la izquierda en el Perú, desde que se aprobó la Constitución del 93, tiene eso en agenda”. “Ellos buscan un cambio que facilite el régimen político y el régimen económico que ellos proponen. Que eso sintonice con la ciudadanía es otra cosa”, precisó.

Sobre la situación en Cajamarca, dijo que “había expectativas altas con el tema de la reactivación”. “Esas expectativas se vieron impactadas por la extensión de la cuarentena a finales de setiembre, la recuperación que se dio no fue la esperada, aun así, antes de la acción del Congreso en contra del gobierno de Martín Vizcarra las expectativas no fueron muy favorables para el cierre de este año. Con la elección de Sagasti esta expectativa se puede mantener”, manifestó.

“No se va a llegar a los niveles esperados a fin de año, en Cajamarca estamos alrededor del 70%, además, la eficiencia del reparto de vacunas es cuestionada. Esperemos que se puedan facilitar los procesos de inversión que estén en marcha, se va a necesitar tranquilidad. Cajamarca tiene un potencial, se está instalando la planta eólica, están los proyectos mineros y se necesita inversiones en manufactura, necesitamos que se resuelva el problema de la pandemia para poder aprovechar los procesos de exportación que estaban en camino”, subrayó.

Ver entrevista ….