En Vivo

LA TARA: UNA OPCIÓN DE CULTIVO CON ALTA DEMANDA INTERNACIONAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

En el Perú, se requiere sembrar al menos 60 mil hectáreas de tara, arbusto con alta demanda por las industrias alimenticia, medicinal y química, señaló el ingeniero agrónomo Mario Herrera.

En declaraciones al programa «Amanecer en el Campo», de Red de Comunicación Regional, el especialista dijo que el cultivo de la Tara siempre ha sido marginal y hasta la mitad de la especie en el Perú se reproduce en estado silvestre. Sin embargo, en los últimos años se han descubierto una serie de propiedades que han incrementado su demanda.

El ingeniero Herrera relató que la tara es un recurso natural que ha estado en suelo peruano al menos desde el año 3000 antes de Cristo y actualmente el cultivo se procesa en goma, hojuelas y polvo para su exportación a mercados como Francia, Italia e Inglaterra.

Herrera destacó que la tara es utilizada por la industria de las bebidas gasificadas ya que contiene ácido gálico, elemento que reemplaza a los carbonatos y otros ingredientes químicos.

Asimismo, el polvo de tara se refina y es utilizado para barnizar cueros finos que cubren los asientos de vehículos de la gama más costosa.

La goma de tara, por su parte, es empleado para espesar salsas y guisos, así como proporcionar las cualidades o «cuerpo» de la cerveza y servir de conservante de embutidos.

El ingeniero agrónomo señaló que el cultivo de tara no requiere un manejo especial. Explicó que se juntan las semillas de tara y se remojan durante 24 horas en agua previamente hervida. A continuación, se elaboran los almácigos en bolsas grandes, ya que la planta tiene un  sistema radicular grande y requiere espacio para desarrollarse.

Posteriormente, tras cuatro meses de espera, la planta llega a alcanzar los 80 centímetros de extensión y está lista para ser trasplantada al terreno de cultivo.