La Oroya: De la remediación y recuperación a la revaloración de predios

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Un nuevo impacto económico que favorece a miles de familias de las zonas rurales y urbanas de La Oroya, provincia de Yauli.

La ejecución de trabajos de remediación y recuperación de áreas afectadas ambientalmente en La Oroya viene generando un impacto económico positivo en favor de las localidades y la población de esa jurisdicción, tanto en el ámbito urbano y rural.

A las mejoras de calidad de vida y la recuperación paisajística y urbanística, se suma la valoración de los predios en las zonas remediadas, convertidas en la actualidad en espacios potenciales de desarrollo económico.

Julio Chaccha, ex presidente del anexo Muruhuay, sostuvo que los trabajos realizados en la zona, a través de la empresa estatal Activos Mineros (AMSAC) han permitido generar un valor agregado (en precios y cotizaciones) de los predios. “Hoy eso es notorio. Los terrenos que antes estuvieron abandonados y han sido recuperados alcanzan un valor superior” sostuvo en diálogo con RCR Red de Comunicación Regional.

En esa jurisdicción AMSAC desarrolló en el 2013 el programa “Mejoramiento de Espacio Recreativo Mediante Reforestación y Equipamiento Urbano en el Parque Ecológico de Tacarpana”. Allí, bajo un concepto paisajístico, se priorizaron tres espacios: la zona de la laguna, la zona de caída de agua, y la zona de siembra de gras.

Similar opinión expresó Richard Romero Chávez, ex Presidente del Barrio San Luis, La Oroya Antigua. En ese lugar, durante el 2013 se ejecutó el programa “Remediación de Suelos Contaminados” con la construcción y equipamiento de una losa deportiva con graderías para el Barrio San Luis – Oroya Antigua.

Romero expresó que en esa jurisdicción los terrenos recuperados pueden llegar hasta quintuplicar su valor original por hectárea. Reveló que los (entonces) terrenos abandonados y dañados ambientalmente se cotizaban entre tres a cinco mil soles por hectárea, sin embargo, hoy pueden alcanzar cifras superiores a veinte mil soles.

En el año 2006, el Estado encargó a AMSAC la culminación de los compromisos ambientales de Centromin Perú S.A. Al año siguiente, el 2007, la empresa estatal comenzó con la ejecución del proyecto “Remediación de Áreas de Suelos Afectados por las Emisiones de Gases y Material Particulado del Complejo Metalúrgico la Oroya”.