En Vivo

LA MITAD DE LA POBLACIÓN PERUANA ESTÁ AFECTADA POR LA OBESIDAD Y EL SOBREPESO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Jefe de cardiología del Complejo Hospitalario Alberto Leopoldo Barton Thompson, del Callao, Marco Almerí, invocó a las autoridades nacionales a concientizar a la población sobre la necesidad de desarrollar un adecuado y periódico control de peso, a fin de “combatir efectivamente esta epidemia de sobrepeso y obesidad”.      

RCR, 12 noviembre.  La obesidad es una enfermedad que afecta a la mitad de la población peruana, ascendente a 32 millones de habitantes; y es, actualmente, una pandemia en el mundo, afirmó el especialista en Salud Pública, jefe de cardiología del Complejo Hospitalario Alberto Leopoldo Barton Thompson del Callao, Marco Almerí.

“En el caso específicamente del Perú, afecta a más de la mitad. Es decir, más de 16 millones de peruanos tienen sobrepeso y obesidad. Y el estadío previo de la obesidad es el sobrepeso. Si hacemos algo para detenerlo, pasaremos a las condiciones de obesidad, con las consecuencias que ésta trae”, subrayó.

Explicó que la obesidad es el exceso de acumulación de grasa en el organismo, que hace elevar el índice de masa corporal a un valor de 30.

“Este valor se obtiene por una relación entre la talla y el peso. Entonces, cuando una persona ingiere más calorías que las que gasta, acumula. Y cuando este cúmulo es en exceso se genera esta enfermedad llamada obesidad”, detalló.

En ese contexto, advirtió que la obesidad está manifestándose netamente en los niños, afectando el normal desenvolvimiento y desarrollo de este importante sector de nuestra especie.

“La obesidad lesiona la autoestima de los niños y adolescentes, pero también altera el normal crecimiento de las articulaciones de esos mismos niños”, apuntó.

Dijo que en el caso de las personas adultas, la obesidad condiciona la aparición temprana de la artrosis; es decir, un desgaste prematuro de las articulaciones por el exceso de peso.

 “Y, además, hay otras consecuencias mucho más graves. Como, por ejemplo, (que) la obesidad condiciona la aparición de hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, llámense infarto cardíaco e infarto cerebral. Y lo que es peor: algo más recientemente descubierto es que la obesidad tiene relación directa con la aparición de doce tipos de cáncer”, puntualizó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Almerí invocó a las autoridades nacionales a concientizar a la población sobre la necesidad de desarrollar un adecuado y periódico control de peso, a fin de “combatir efectivamente esta epidemia de sobrepeso y obesidad”.

“Es muy sencillo. En la casa, una persona cualquiera puede pesarse y medirse la talla. Y hace la siguiente relación: el peso, dividido entre la talla al cuadrado, da un valor. Ese valor puede salir por debajo o por encima de 25.  Si sale 25 hasta 30, decimos que es sobrepeso. Pero si sale de 30 o más, ya estamos hablando de obesidad. Entonces esa relación es la que define si tenemos sobrepeso u obesidad”, especificó.

Detalló que otra manera más práctica es utilizando la cinta métrica para medir el perímetro abdominal, pasándola por el ombligo de la persona.

“Si se trata de un varón, no puede pasar más de 102 centímetros de perímetro abdominal. Si lo tiene, estamos hablando de obesidad. Y si es que se trata de una dama, no puede tener más de 88 centímetros de perímetro abdominal. Si los tuviera estamos hablando de obesidad”, anotó.

Refirió igualmente que los cuidados y la alimentación sugerida para combatir la obesidad comienzan desde que un ser humano es lactante.

“Los cuidados empiezan desde que uno nace. Es importante que la mamá le dé pecho al recién nacido, hasta los dos años, inclusive. Porque la leche materna no produce obesidad, mientras que las fórmulas maternas si la producen. Y en medicina tenemos un axioma que dice: niño gordito, adulto gordito”, remarcó.

Agregó que superada la etapa infantil, resulta vital que las personas realicen actividad física permanente, es decir, estar en movimiento.

“No digo ejercicios. Digo actividad física, estar en movimiento. Por millones de años, los seres humanos hemos sido diseñados para estar en movimiento, no para estar sentados. Movimiento es patinar, bailar, correr, trotar, nadar, montar bicicleta. Eso es movimiento. Y los niños, los adolescentes (y los adultos), hasta los 65 años, deben tener actividad diaria de, al menos, sesenta minutos”, aseveró.

Bajemos el consumo de carbohidratos y grasas

Asimismo, el galeno recomendó bajar el consumo de carbohidratos y grasas, así como eliminar las gaseosas y bebidas edulcoradas de nuestras comidas; además de disminuir el consumo de arroz, pan y fideos.

“Debemos aumentar el consumo de frutas y verduras. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos tres porciones de verduras y frutas. El consumo de fruta es muy pobre en el Perú, y debemos aumentarlo”, advirtió.

Una de cada cinco muertes en el mundo se debe a la mala dieta

Refirió igualmente que un estudio de la carga de la enfermedad, realizado en 195 países del mundo, demostró que de cada cinco muertes que ocurren en el mundo, una se debe a la mala dieta.

“Es decir, que la mala dieta está matando más gente que el SIDA, las guerras y el cáncer. Estamos consumiendo muy pocas frutas, muy pocas verduras y muy pocos granos”, sostuvo.

Almerí sostuvo igualmente que si bien las carnes son muy importantes para alimentación, dijo que es conveniente rotar el consumo de sus diversas variedades. “La carne de pollo no es mala, porque ayuda a obtener proteínas. Pero pueden consumirse otras carnes en otros días de la semana”, dijo.

En otro momento, el médico expresó que las personas con obesidad constituyen un factor de riesgo, con cuatro veces más posibilidades de contraer un infarto cardíaco o cerebral.

Hoy es el Día Mundial de la Obesidad. Una fecha creada para sensibilizar a la población mundial acerca de los riesgos y como afecta la salud pública.

Escuchar entrevista