LA MINERÍA ILEGAL ES LA PRINCIPAL ACTIVIDAD Y FOCO DE CAPTACIÓN PARA LA TRATA DE PERSONAS EN APURIMAC PUNO CUSCO Y MADRE DE DIOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Jefe de proyectos de la Organización No Gubernamental (ONG) CHS Alternativo, Pedro Córdova, advirtió también que el Perú ocupa el quinto lugar, en América Latina, en la trata de personas,    con lo que –anotó- el nivel de la delincuencia existente, “es alto”.

RCR, 25 de septiembre 2019 .- La minería ilegal es la principal actividad y foco de captación de seres humanos para la trata de personas, además de la tala ilegal de bosques y de los cultivos ilícitos de hoja de coca, denunció el jefe de proyectos de la Organización No Gubernamental (ONG) CHS Alternativo, Pedro Córdova.

“ Las regiones en las que “opera” la minería ilegal, en el Perú, son Puno, Cusco, Arequipa, Apurímac o Madre de Dios”, confirmó

Explicó que para el caso específico de la minería ilegal, el proceso de captación se da a través de avisos que se publican en los espacios públicos, en los que se ofrecen altos ingresos, alojamientos, comida, traslados para que puedan hacer un supuesto “trabajo” legal, en una de estas zonas.

También se conoce en el Cusco, pero difícilmente la Policía (y la Fiscalía) puede ingresar a estas zonas. Entonces, hay una serie de actividades ilegales que están relacionadas con la situación de trata. Más del 70 % de las victimas captadas son a través del engaño con ofrecimiento de puestos de trabajo”, subrayó.

 “En 2018, en Lima hay 293 denuncias por delito de trata, según (registros del) Ministerio Público. Y le siguen Puno y Madre de Dios, por la situación de la minería ilegal. Igualmente, Arequipa y Tacna son otras de las regiones donde se da como indicador de este crecimiento de la trata”, puntualizó.

En declaraciones al programa “Nuestra Tierra” de Red de Comunicación Regional (RCR), Aguilar advirtió también que el Perú ocupa el quinto lugar, en América Latina, en la trata de personas,    con lo que –anotó- el nivel de la delincuencia existente, “es alto”.

“Está Colombia, Haití y otros países que tienen el panorama aún más complicado. Perú, en el quinto lugar, tiene mucho que hacer en este mal o este delito”, anotó.

En todo caso, y pese a la elevada posición del Perú en este delito, a nivel sudamericano, dijo que hubo “avances importantes” en el combate de este flagelo.

“Sin embargo, es un delito muy amplio que va a requerir de una labor muy coordinada de todos los sectores del Estado para combatir las causas y razones por las cuales las mujeres (que son el 90 %) y menores de edad, son atrapados por estos delincuentes que, a través del engaño, los obligan a la explotación sexual, laboral y de otras formas”, enfatizó.

Ya hay presupuesto para combatir la trata de personas

Asimismo, recordó que en abril de este año se aprobó la ley 20925 para la elaboración de un programa presupuestal multisectorial, vinculado a los tres niveles estatales, nacional, regional y local, para combatir la trata de personas.

“El Estado tiene la oportunidad de contar con un presupuesto que no las ha tenido en oportunidades anteriores para poder combatir este delito. Creo que el Estado, y el ministerio del Interior, están haciendo los esfuerzos para lograr este programa presupuestal y hacer que todos los sectores estales tengan un presupuesto asignado específicamente para la lucha contra la trata, en la prevención, atención y reintegración de las víctimas de este delito”, concluyó.

Septiembre es el mes de la Lucha contra la Trata de Personas, delito que se ha expandido en el mundo, y considerado como la esclavitud de los tiempos modernos. De acuerdo al Ministerio Público, sólo en lo que va del 2019 se reportaron 563 víctimas de trata. Sin embargo, se admite que existe un sub registro, por lo que se considera que la cantidad de casos es mayor.