LA MINERÍA ES EL PRINCIPAL SECTOR PRODUCTIVO QUE PUEDE SOLUCIONAR CRISIS SANITARIA Y ECONÓMICA DEL PERÚ POR COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 21 de mayo de 2020.- El ingeniero Mario Cedrón, consultor en minería y desarrollo y docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), sostuvo que la actividad minera es el principal sector productivo que puede remediar y solucionar la crisis sanitaria  y económica en la que se encuentra sumido el Perú por la pandemia del COVID-19.

“El Perú necesita de la inversión minera más aun en las condiciones actuales para reactivar la economía, generar empleos, aprovechar el efecto multiplicador que tiene la actividad con la tributación. Es el sector que más puede aportar en ese sentido”, aseveró a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Resaltó que se requiere de la voluntad política del Gobierno para reactivar la minería y de esa manera contribuir con el desarrollo del Perú. “La reactivación, a Dios gracias, se ha tomado en consideración. La minería es la locomotora que arrastra a la economía peruana y que además es la que menos complicaciones tiene para reactivarse por la propia naturaleza de la industria minera que opera en zonas remotas y aisladas, que tiene facilidades médicas y de alojamiento”, subrayó.

“La gran minería y la mediana minería pueden reactivarse. Yo diría que hasta un 85% de las minas peruanas podría reactivarse. El impacto va a ser grande porque las minas requieren de insumos y todo esto trae una cadena muy buena para la economía peruana. La importancia de la minería es tal porque representa el 15% del Producto Bruto Interno (PBI) y es también el 30% de la recaudación tributaria por el impuesto a la renta y es el 60% de las exportaciones. Así que indudablemente no puede continuar paralizada”, remarcó.

Destacó que en el proyecto Tía María, en Arequipa, la empresa minera ha hecho un excelente trabajo de relacionamiento con la población. “El valle se está dando cuenta lo que trae esta alianza estratégica con el proyecto, la agricultura ha mejorado mucho y mejorará aún más de concretarse la represa que prevé el proyecto para mejorar el suministro de agua. Por ahí si veo posibilidades pasadas las elecciones presidenciales”, dijo.

Sin embargo, lamentó que el proyecto Conga en Cajamarca se encuentre paralizado debido a la posición crítica del presidente regional Mesías Guevara. “Además hay mucha fuerza en las rondas campesinas que son las que en esta cuarentena han asumido el control del área rural de Cajamarca y son opuestas a la minería en general y ponen todo tipo de trabas al paso de vehículos”, expresó.

También dijo que la reactivación de la minería va a brindar posibilidades de trabajo directo e indirecto a los cientos de miles de peruanos que han retornado a sus lugares de origen. “Van a haber muchas oportunidades. Va a haber tendencia a que las minas contraten a personas que tengan familia en la zona. Va a haber oportunidad para ofrecer albergue a personal de relevo”, resaltó.

Intereses ocultos en el Congreso

Respecto a una norma de ordenamiento territorial aprobada recientemente en el Congreso para impedir el desarrollo de la minería, Cedrón comentó que “es indudable que en el Congreso se manejan ciertos intereses ocultos y opuestos al desarrollo de la minería en el Perú y con ello al desarrollo del país”.

“Estos intereses políticos buscan que ciertos discursos radicales puedan calar. El tema del ordenamiento territorial como concepto no es malo, el problema es cómo se pretende aplicar en el Perú, en el que se pretende utilizar ese ordenamiento excluir actividades en vez de tratar de identificar las actividades que ante las circunstancias actuales podrían ser las mejores”, explicó.

Afirmó que “no se puede excluir la actividad minera si ni siquiera sabe si debajo del suelo hay mineral económicamente explotable o si en estos momentos no es explotable pero en el futuro con el cambio en los precios y en la tecnología sí se vuelve riqueza”. “Hay que recordar que hace 40 años Yanacocha era desmonte y lo que convirtió a Yanacocha en riqueza fue la tecnología de la investigación en pilas y el hecho de la subida de los precios del oro”, dijo.

“Las leyes del Perú establecen donde no se puede hacer minería. Uno no puede hacer minería en una ciudad, ni siquiera en un recinto arqueológico, ni siquiera en terrenos cultivados, salvo que se declare de interés nacional y se aplica el principio de inamovilidad del recurso mineral. Un ejemplo es Hualgayoc en donde las antiguas minas han sido remediadas y ahora se tienen terrenos de cultivo donde antes había minería”, precisó.

Manifestó que “tiene que cambiarse el enfoque que se le ha dado hasta ahora al ordenamiento territorial de carácter prohibitivo”. “De lo que se trata es de decir que en las circunstancias actuales acá lo que más conviene es desarrollar la minería. Hay que aprovechar la riqueza en vez de dejarla enterrada. Incluso hasta minas a cielo abierto como Yanacocha a la hora que ya se cierra se convierte en un reservorio de agua para proveer de agua para más de 5 mil familias de la zona”, puntualizó.

Escuchar entrevista…