LA INVERSIÓN DE LA MINERÍA RESPONSABLE ES EL MOTOR DEL CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA DEL PAÍS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Jorge Merino, ex ministro de Energía y Minas, y presidente del encuentro social en PERUMÍN – 33  Convención Minera, destacó que el  rol de la minería de cobre en el Perú, ha permitido reducir  la pobreza de 60 a 22 por ciento en los últimos años.

Indicó que los grupos que se oponen a las inversiones mineras deben ser considerados responsables de poner en riesgo el desarrollo y el futuro de los niños en Cajamarca.

RCR, 14 de setiembre de 2017.-  Las inversiones mineras ha tenido un rol importante en la reducción de la pobreza en el país, señaló el presidente del encuentro, PERUMÍN 33  Convención Minera, Jorge Merino, quien alertó que en las regiones donde hay oposición a la actividad extractiva aumenta la población sin los suficientes recursos para cubrir sus necesidades.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, Merino destacó principalmente el rol de la minería de cobre, al indicar que permitió bajar la pobreza de 60 a 22 por ciento.

Agregó que la minería de cobre tiene un enorme potencial ya que países como China e India actualmente solo consumen por persona la cuarta parte en comparación a los países en desarrollo.

Merino anotó que en la medida que avancen las políticas de China para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, requerirán más productos elaborados con cobre. «Mientras más personas de esos países usen autos y otros productos, la demanda va a crecer», indicó.

Recordó que Chile y Perú son los principales productores de cobre, alcanzando el 40 por ciento a nivel mundial.

«La receta está puesta en el escenario. Si miramos al futuro, el mundo, se mueve hacia mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y como Perú es un país minero se nos presenta una gran oportunidad», comentó.

Caída de inversión minera

El ex ministro de Energía y Minas , manifestó que hasta el 20 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) del país es originado por el sector minero, pero alertó que las inversiones han caído en los últimos años.

Detalló que mientras en 2012 la inversión minera alcanzaba los US$10 mil millones anuales, en el primer semestre del 2017 solo alcanzó US$ 1900 millones y a fin de año bordearía los US$ 4 mil millones.

En ese contexto, indicó que el Estado tiene un rol fundamental ya que debe ser un facilitador de las inversiones, con seguridad jurídica, poniendo orden reduciendo los requisitos.

Apurímac y Cajamarca

El ex titular de Energía y Minas indicó que los diferentes caminos seguidos en Apurímac y Cajamarca ponen en evidencia la importancia de atraer las inversiones mineras.

Explicó que en Apurímac se ha apostado por impulsar las inversiones mineras y ha conseguido reducir los niveles de pobreza de la población.

En cambio, en Cajamarca las inversiones mineras han sido paralizadas por una serie de protestas y la consecuencia ha sido un aumento de los niveles de pobreza a pesar de tener importantes recursos naturales.

Merino indicó que los grupos que se oponen a las inversiones mineras deben ser considerados responsables de poner en riesgo el desarrollo y futuro de los niños en Cajamarca, al afectar sus derechos humanos.