En Vivo

“LA AUTOMEDICACIÓN SE HA CONVERTIDO EN UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 18 de Agosto 2022 .- Vilma Herencia Reyes, química farmacéutica y docente en la Facultad de Medicina Humana Manuel Huamán Guerrero de la Universidad Ricardo Palma, advirtió que la automedicación se ha convertido en un problema de salud pública. Precisó que consumir medicamentos, sin la prescripción de un profesional de salud, puede causar otras enfermedades y hasta la muerte.

“La automedicación es un problema de salud pública, es una práctica irracional de nuestra población, de nuestros pacientes. Esto trae como consecuencia que las reacciones adversas de los medicamentos puedan desencadenar a futuro problemas de salud en órganos importantes como el corazón, riñones, hígado e inclusive sistema nervioso central”, dijo en el programa “Nuestra tierra” de RCR.

Señaló que la automedicación muchas veces se asume como una práctica, asumiendo la información de que un medicamento le hizo bien a otras personas y aparentemente puede ser muy útil para mí. “El uso de los medicamentos amerita primero una prescripción a cargo de un profesional médico y luego la adquisición de los medicamentos en un establecimiento farmacéutico, como son farmacias o boticas autorizadas, y también con toda la información que requiere el medicamento”, indicó.

Informó que el 25% de la población acude a la farmacia, para adquirir un medicamento por algún problema aparentemente leve de salud. “Quizás esto se ha convertido en una práctica cotidiana, como que nos ahorramos el tiempo de acudir a una consulta médica y de acudir a un establecimiento de salud”, afirmó.

“Aparentemente nos estamos ahorrando, pero eso no es así, los medicamentos son sustancias químicas que su uso debe ser primero adecuado, segundo responsable y tercero racional. En medicina y en el uso de medicamentos hay que aplicar para el paciente adecuado en la dosis adecuada y para el uso y el tiempo que se requiere”, precisó.

Explicó que hay dos tipos de reacciones adversas a los medicamentos. “Unas que son propias del medicamento. Por ejemplo, un dolor gástrico o un dolor abdominal, son propias del medicamento que las produce. Pero qué pasa con las reacciones adversas del paciente. Por ejemplo, una reacción de hipersensibilidad que puede convertirse en un caso agudo, un shock anafiláctico y esto puede llevar a la muerte. Esto no es por el medicamento en sí, sino porque es propio del organismo”, observó.

Ver entrevista …