En Vivo

LA AMENAZA DEL POPULISMO Y DE LA IZQUIERDA PUEDEN CONDUCIR AL PERÚ A UNA SITUACIÓN SIMILAR A LA DE VENEZUELA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 09 de Diciembre 2020 .- Fernando Rospigliosi, exministro   del   Interior y miembro   del   Equipo   de   Plan   de   Gobierno de Fuerza Popular, sostuvo que el problema del Perú es la amenaza del populismo y de la izquierda, al considerar que pueden conducir al país a una situación similar a la de Venezuela. En ese sentido, dijo que Fuerza Popular es el partido que puede garantizar la solución a la crisis sanitaria económica, social y sanitaria que agobia a la población.

“El problema hoy en el Perú es la amenaza del populismo y de la izquierda. Ese es el peligro que tenemos ahora en el Perú y que nos puede llevar a una situación similar a la de Venezuela o la de otros países que están desbarrancados por la crisis y la corrupción. En estos momentos Fuerza Popular y Keiko Fujimori han planteado esos temas fundamentales. Yo coincido con eso. No es el único grupo que tiene esta posición, pero como partido me parece que es el más organizado y el mas coherente en ese sentido”, dijo.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), afirmó que Fuerza Popular está haciendo los esfuerzos para generar confianza en el país. “(La incorporación de Hernando Guerra García, Patricia Juárez, Ernesto Bustamante). Todas son personas que no han pertenecido a este grupo, son personas independientes que han estado en otros partidos y ahora se incorporan para unir fuerzas en función de objetivos y propósitos comunes”, indicó.

Advirtió que “el Perú vive su peor crisis en más de cien años, algunos dicen que es la peor crisis desde la Guerra con Chile”. “Tenemos un virus que todavía no está derrotado, tenemos una crisis económica brutal, tenemos un desborde social, disturbios, saqueos y aumento de la delincuencia. Y en este escenario si no unimos todo lo que pueda ser unido, si no cerramos viejas heridas y olvidamos rencores, nos vamos a hundir. Los que pretenden llevarnos al despeñadero van a tener éxito”, observó.

“Hay gente encargada de sembrar odio y cizaña y atizar los rencores. Eso está clarísimo, hay gente que quiere pescar a río revuelto. Hay que enfrentar ese tipo de posiciones, sobre todo hoy día, cuando la situación económica y de salud del Perú es gravísima, no podemos continuar de esa manera, sino nos va a ir muy mal, sobre todo a los peruanos menos favorecidos, que son los que tienen menos posibilidades de encontrar un salvavidas en una situación así”, subrayó.

Recordó que “el presidente Sagasti dijo que no iba a ser un gobierno del Partido Morado y ya hay varios de los miembros del Partido Morado que están ocupando cargos ministeriales, cosa que no ocurrió en el gobierno de transición del gobierno de Valentín Paniagua”. “En el Ministerio del Interior puso al general Antonio Ketín Vidal, en el Inteligencia puso a Alfonso Panizo, es decir puso a personas independientes, que no representaban ningún peligro ni duda respecto al proceso electoral que se avecinaba. Ahora las cosas son muy distintas”, anotó.

Presidente Sagasti tiene responsabilidad en la crisis

También señaló que el gobierno de Francisco Sagasti tiene responsabilidad en la crisis. “Un gobierno de una minoría, que se hizo del poder gracias a las manifestaciones violentas que se registraron en Lima con muertos y heridos, y debido a ellos capturaron el poder y luego han intentado manejarlo de manera soberbia y arrogante, en el caso concreto del Ministerio del Interior, con una ilegalidad completa al pasar al retiro a 18 generales para poner a uno de sus engreídos que es sumiso y manipulable y poder capturar el ministerio y la Policía”, aseveró.

“Esto ocasionó un rechazo muy grande y el resultado es que pusieron a un ministro que quiso hacer una evaluación y revertir esta decisión equivocada, fue al Congreso y llevó los videos y las evidencias de como las manifestaciones se habían realizado en el centro de Lima y habían sido manipuladas por gente violenta que atacaba a la Policía y que era falsa esa versión de una Policía brutal y represiva, y no fue así”, manifestó.

“Nunca había visto una situación así, quizá la única situación comparable es la que hubo durante la dictadura militar de Juan Velasco Alvarado, donde los militares maltrataron mucho a la Policía, hubo una huelga policial e incidentes muy terribles. Ahora están maltratando a la Policía de manera sistemática. A raíz de los disturbios de Lima del mes pasado han realizado una campaña diciendo policías asesinos, gente que insulta de manera grosera a la Policía en las redes”, declaró.

“Lo peor de todo es que desde el Gobierno maltratan a la Policía, el propio Sagasti dijo que pasaba al retiro a los policías por corruptos y represivos, sin ninguna evidencia, sin ninguna prueba, por supuesto que en la Policía hay corrupción y hay corrupción en la presidencia de la República y hay corrupción en las diferentes instituciones y hay corrupción en el Congreso, pero este ensañamiento con la Policía obedece a otros intereses. Se trata de desmoralizar a la Policía, para que las turbas se apoderen de las calles e impongan lo que quieren, pequeños grupos organizados que generan violencia, pero que imponen condiciones, como acabamos de ver en las carreteras del Perú”, apuntó.

Además, expresó que Sagasti tendría la voluntad de imponer una policía política. “Yo creo que sí. No me pareció mal que nombren a un general en retiro de la Policía como ministro del Interior, para ir cerrando heridas, pero lo sacaron inmediatamente de muy mala manera, la presidenta del Consejo de Ministros ha salido a difamarlo, diciendo que la estaba grabando. El general dice que sacó su celular y es increíble cómo están manipulando todo para desacreditar a la Policía. Este gobierno esta haciendo cosas sospechosas, ahora”, dijo.

Mencionó, así mismo, que el repunte de la delincuencia se debe al descuido del Gobierno. “En el Ministerio del Interior, cuando ha habido nueve ministros solo en la pandemia y tres ministros en el curso de pocos días, alguien puede creer que se han preocupado por la seguridad ciudadana, no, se han preocupado por las rencillas internas, por los continuos ataques a la Policía. Nadie se preocupa por la seguridad ciudadana y eso es gravísimo porque la delincuencia sigue creciendo como era previsible”, remarcó.

Ver entrevista…